GTRES

¡Besis! Miguel Ángel Silvestre ya vivía en una película de amor a sus 13 años

Qué romántico todo.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Prepara la insulina, porque Miguel Ángel Silvestre (38) ha querido desvelar cómo fue su primer beso y, la verdad, es tan dulce que te va a dar un subidón de azúcar. ¿Por qué todo en la vida del actor parece sacado de una película romántica? ¿Por qué es tan bonito? Es que es imposible no morir de amor con él, la verdad.

Pero bueno, vayamos a lo importante, la historia de su primer beso. ¿A qué edad dirías que sucedió todo? Pues nada más y nada menos que cuando tenía 13 añitos. Resulta que su sueño siempre ha sido ser tenista profesional, debatirse en la arena contra los más grandes, pero cuando uno lleva el arte dentro... Ays, que nos desviamos del tema. Total, que convenció a sus padres para ir, ese año, a una residencia de tenistas en Barcelona, para hacer de su sueño una realidad.

Lo que no sabía es que esa escuela (la de Sergi Bruguera) le brindaría otros sueños, como su primer besito con una compañera. "Fueron unos años maravillosos" recuerda él mismo en el 'post' de Instagram en el que lo ha contado todo. "La residencia constaba de una zona común donde todos veíamos la tele y dos grandes habitaciones, una para los chicos y otra para las chicas", escribe. Uy, uy, uy, esto se pone interesante.

"Por la noche, a las 23:00 nos mandaban a cada uno a sus habitaciones, y estaba terminantemente prohibido salir a la zona común. Siempre había un vigilante, pero todos sabíamos que ese vigilante se iba a dormir a eso de las 00:00", menudo pícaro, fichando el horario de los mayores...

Y claro, el 'cuore' mandan en estas cosas, aunque haya riesgo: "A mí me gustaba una chica, le pregunté si quería quedar conmigo en la zona común", tomando las riendas, ¡eso es! Y su ligue le contestó: "May be". Él se presentó puntual a su cita, de primeras no había nadie, y en un momentín se abrió la puerta vecina ("esa puerta hacía mucho ruido, os juro que se me disparó el corazón" explica el actor valenciano) y la chica que le gustaba estaba ahí.

¿Qué paso al final? Te estarás preguntando, pues que, como toda historia Disney, tuvo un final feliz: "Ese día me di mi primer beso. Fue épico" cuenta MÁS. Y así es como nos ha alegrado el día de cuarentena y nos ha hecho soñar. ¡Viva el amor, viva los momentos felices, viva Miguel Ángel Silvestre!

Ah, por cierto, aquí tienes una fotito de esa época. Es con la que ha ilustrado toda esta historia. Mira qué monada, por favor:

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

😊 13 años. Mi primer Beso. Mi sueño era ser jugador de tenis. Ese año les pedí a mis padres que me dejaran vivir en una residencia de tenistas que había en Barcelona, la escuela de Sergi Bruguera . Tenía muy claro que quería ser jugador de tenis profesional. Terminé convenciéndoles, todavía hoy mi madre me dice que no sabe cómo me dejó marchar. Fueron unos años maravillosos. La residencia constaba de una zona común donde todos veíamos la tele y dos grandes habitaciones una para los chicos y otra para las chicas. Por la noche a las 23:00 nos mandaban a cada uno a sus habitaciones, y estaba terminantemente prohibido salir a la zona común. Siempre había un vigilante, pero todos sabíamos que ese vigilante se iba a dormir a eso de las 00:00. A mí me gustaba mucho una chica, le pregunté si quería quedar conmigo en la zona común a las 00:30. Ella me contestó “May be” , a las 12:30 salí, no había nadie... Y de repente se abrió la puerta de la habitación de las chicas, esa puerta hacía mucho ruido, os juro que se me disparo el corazón, estaba convencido que el vigilante nos iba a pillar pero valía la pena tomar ese riesgo Ese día me di mi primer beso. Fue épico. #diainternacionaldelbeso

Una publicación compartida de Miguel Angel Silvestre (@miguelangelsilvestre) el