GTRES

Esto es triste: Miguel Ángel Silvestre llama sin querer a su padre fallecido

Le mandamos mucho mucho ánimo. 

CUORE.ES -

Tras el fallecimiento del padre de Miguel Ángel Silvestre (37), en diciembre de 2018 a los 65 años, el actor no ha dejado ni un segundo de pensar en él, y es que la admiración y el amor que le tenía nunca es algo que podrá dejar a un lado. Normal... 

Miguel ha compartido con todos sus seguidores en su cuenta de Instagram algo que le ha ocurrido referente a su padre, y es que como un acto reflejo, como algo a lo que todos estamos acostumbrados en nuestro día a día, ha marcado para llamar a su padre. Este acto, le ha hecho reflexionar sobre lo mucho que hay que disfrutar de lo que tenemos, antes de que se vaya para siempre. Ains... 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Miguel Angel Silvestre (@miguelangelsilvestre) el


"Hoy he tenido el acto reflejo de llamar a mi padre. Hace ya seis meses que murió, ha sido un acto reflejo", ha compartido el protagonista de 'Velvet'. 
"Ojalá pudiera disfrutarle un poco más. Alguna conversación, o algún concierto de jazz. Era una de las cosas que a él le gustaba que hiciéramos juntos", ha añadido en la misma publicación. Nos tiene con el corazón partido.

El actor lo que más echa de menos son esos momentos de complicidad, esas cosas que solo padre e hijo hacen y se acuerda con nostalgia de todas esas palabras tan sabias que nuestros 'papis' nos dicen para que nuestra vida sea lo más sencilla y feliz posible. ¡Sois los mejores, papás!

"Sus consejos eran mejor de lo que pensé en su día, y ahora me doy cuenta. Si pudiera tener cinco minutos más con él le diría: 'Gracias papá, tenías razón, ahora lo puedo ver'".

Tras estas palabras tan emotivas, algunas de sus compañeras de trabajo y amigas como Paula Echevarría (42) o Cristina Pedroche (31), han querido apoyarle y mostrarle su apoyo. "Que bonito eres Migue... ❤️", " Te quiero, amigo", han sido algunos de los comentarios que le han querido poner, dándole ese amor que Miguel Ángel merece y necesita en estos momentos.

¡Nosotras también te queremos y te mandamos mucha fuerza!