Eric Jamison / GTRES

M.A.S lo hace todo bien (menos bailar reguetón)

Mejor que no vaya a 'Bailando con las estrellas'.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Que quede clara una cosa antes de comenzar este artículo. No hay nada en el mundo que pueda hacer que dejemos de adorar a nuestro querido Miguel Ángel Silvestre (36). Es guapo, joven, triunfador, un currante nato y siempre tiene una sonrisa en los labios. Ah, y quiere mogollón a su madre y siempre sabe sacarle el lado divertido a las críticas.

Pero aunque en la redacción estemos cegados por este amor incondicional que nos invade, lo cierto es que no podemos engañaros. Hay una cosa que no se le da del todo bien a Miguel Ángel (a secas para los amigos). Y es bailar reguetón. Sí, y mira que el actor tiene bastante ritmo, pero este estilo musical como que se le resiste un poco.

También es verdad que, siendo justos, el actor llevaba un vestido de tortuga ninja que era un poquito incómodo. Por lo demás, la cara de pasión la pone y la colocación de los brazos no está del todo mal, pero así, en conjunto, podemos decir que es un 'cuadro' de baile.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The ninja turtles danced some regueton last night Las tortugas ninja de fueron de rumba ayer #halloween2018

Una publicación compartida de Miguel Angel Silvestre (@miguelangelsilvestre) el

"Las tortugas ninja se fueron de rumba ayer", ha escrito junto a este divertido vídeo que ha causado auténtico furor entre sus seguidores. Normal, si es que está guapo hasta bailando mal. Y eso que hace un par de días nos demostró que como Power Ranger el baile se le daba un poquitín mejor.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Power ranger preparado para la fiesta. Hallowing 2018 🎃 Feeling the power from the rangers! 📷 @davidzuken

Una publicación compartida de Miguel Angel Silvestre (@miguelangelsilvestre) el

¡Ay, Miguel! Lo único que nos hace sufrir más que el hecho de que seas un poco arrítmico es que estás viviendo en Los Ángeles, de California, y no de San Rafael. Más que nada porque así podríamos pensar en que algún día nos cruzaremos contigo por la calle. ¡Vuelve pronto, querido!