G3 / GTRES

El comienzo algo 'gay' de Michael Bublé con Luisana Lopilato

CUORE.ES -

Michael Bublé ha venido a España a robarnos el corazón con su 'spanglish' de acento argentino. El canadiense está promocionado su último disco, 'Love', y a su paso por 'El Hormiguero', aparte de tener que pasar la típica prueba en la que nos reímos de los extranjeros por su acento cantando en español (porque el nuestro en inglés está aprobado por Cambridge, según se ve), confesó cómo fue, en realidad, su historia de amor con su mujer, Luisana Lopilato.

Al parecer, Pablo Motos había leído una entrevista de la actriz de 'Rebelde Way' en la que contaba una historia y se temía que había algo de ficción.

Por eso, Michael explicaba cómo había sucedido todo en realidad (la explicación, algo confusa por la mezcla de inglés y español, la hemos editado, pero puedes escucharla con tus propios oídos): "Luisana estaba con un amigo muy guapo, una estrella de cine, y yo pensé que estaban juntos. Y yo, no sé, tampoco quería ser grosero. Y empecé a hablar con él."

Hasta ahí, todo en orden, ¿verdad? Pues espera que ahora es cuando la historia desvaría.

"Intenté averiguar si eran pareja pero entonces me emborraché y finalmente le dije a él: "Tu novia es muy linda" Y él me dijo: "¿Qué? Ella no es mi novia, a ella le gustas tú." Así que yo entonces pensé que tenía una oportunidad pero entonces... Como yo había estado hablando con él toda la noche, ella estaba hablando por teléfono con su madre diciéndole: "He conocido a Michael Bublé pero es muy gay."

UUPS!!

Eso sí, en algo coinciden, al parecer, las versiones... Solo que Luisana se había olvidado de contar esa primera parte algo más desastrosa.

Al parecer, la modelo y actriz había explicado que cuando conoció a su marido, este había tirado de 'traductor' para decirle que se quería casar con ella. Así, directamente. Michael, por su parte, confirma: "Sí, es cierto. En ese momento yo ya estaba enamorado, desde el primer momento... Y sigo."

De verdad, qué bonito es el amor: se lo merecen, con todo lo que han pasado juntos después, qué menos que quererse fuerte y ser felices juntos.