Steve Bagness / GTRES

Mel B y el racismo: se sincera sobre lo que vivió siendo una "chica diferente" 

Ella también ha contado su dura experiencia. 

CUORE.ES -

La cantante Mel B (45) ha querido sincerarse sin tapujos sobre algunas de las experiencias que marcaron su infancia y su juventud y que, desgraciadamente, están íntimamente ligadas al racismo que todavía se encuentra enraizado en las sociedades occidentales.

La que fuera integrante de las Spice Girls ha explicado en su última entrevista que en su ciudad natal de Leeds, en el norte de Inglaterra, no era usual ver gente de color como ella, por lo que su condición de chica 'diferente' le valió insultos y burlas de todo tipo por parte de los abusones de su colegio.

"Desde bien pequeña fui consciente de que no vería mucha gente con el mismo color de piel que el mío... Pero realmente fue ya en el colegio cuando acabé de entender que mi raza tenía un efecto muy particular en el resto de los niños. De repente empecé a recibir insultos que, sinceramente, no acababa de comprender. Luego me perseguían al tiempo que me gritaban todos esos nombres", ha recordado la artista al diario Daily Star.

La estrella de la música también ha desvelado que, en esos difíciles años, comenzó a destacarse en ciertas disciplinas deportivas al pasarse buena parte del día corriendo para evitar a sus acosadores, quienes le dedicaban todo tipo de improperios por su origen étnico. "Ya cuando era más mayor, se me daba muy bien el atletismo y ganaba todas las carreras. Me había pasado toda la vida corriendo a toda velocidad para deshacerme de ellos", ha apuntado.

Asimismo, Melanie ha contado que en sus primeros tiempos como parte del grupo musical que le catapultó al estrellato (el quinteto femenino con mayores ventas de la historia, por cierto) le recomendaron que se alisara el pelo para ofrecer una estética más apropiada para el público potencial de la banda, algo a lo que ella se negó tajantemente para preservar así su "identidad" personal y cultural.

"Cuando grabamos el videoclip de 'Wannabe', teníamos un equipo enorme de estilistas y una de las primeras cosas que me dijeron es que iban a alisarme el pelo. Me negué en redondo porque mi pelo era mi identidad y lo que me hacía diferente al resto. Y las Spice Girls precisamente teníamos que celebrar las diferencias: en eso consistía nuestro mensaje", ha aseverado.

Muy fuerte.