Paul Edwards / GTRES

Algo blanco, algo azul, algo prestado: Meghan Markle se vuelve a vestir de novia

Radiante, brillante y con unos pendientes que elevan el precio de su look por encima de los 10.000 €

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Meghan Markle (37) y su Príncipe Harry (34) se encuentra de visita en Oceanía, viajando sin parar, por asuntos institucionales que corresponden a su cargo. Su última parada ha sido la isla de Tonga (Polinesia) y para dejarse ver por allí, la duquesa se ha vuelto a vestir de novia; asistió a la cena del rey de Tonga blanca y radiante con un vestidazo lago de la diseñadora Theia Couture.

El diseñador del vestido blanco, ahora que ya se sabe, ha contado como se enteró de que Meghan estaba embarazada antes de que nadie de palacio dijera una palabra. Al parecer, antes de que se anunciara que venía un bebé de camino para ampliar la familia real británica, Don O'Neill, el director creativo de Theia, se puso a diseñar el vestido para la ocasión:

'Cuando su estilista me preguntó si podía hacer un vestido para el tour de la duquesa por Australia, paré todo lo que estaba haciendo en el momento (mi desfile de vestidos de novia estaba al caer, faltaba una semana) y de inmediato me puso a trabajar en un vestido para Su Alteza Real' según ha contado a People.

El equipo de Don terminó el vestido en dos días y lo mandaron a la duquesa, pero al parecer, cuando lo recibió la duquesa pidió algunos apaños a Theia. Tuvieron que rehacer el vestido añadiendo tela adicional, dejando unos centímetros de margen. Cuando recibieron la orden con los cambios necesarios entendieron inmediatamente que, probablemente, el apaño era necesario porque Meghan estaba, por fin, embarazada.

Gracias a la dedicación del equipo, la exactriz ha podido lucir este bonito vestido en su viaje por Oceanía. En cuanto al cabello, se decantó por un recogido informan y elegante que dejaba a la vista todas sus facciones y los pendientes a juego con los abalorios del vestido. Los pendientes son de Birks y cuestan la friolera de 10.200 €, calderilla.