Victoria Jones / GTRES

Meghan Markle deja al príncipe Harry 'solo ante el peligro'

Bye, bye!

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

No ha pasado ni una semana desde que el Príncipe Harry (35) y Meghan Markle (38) anunciaran su decisión de abandonar la familia real británica. Muy fuerte, lo sabemos. Nosotros aún estamos flipando. Pero si nosotros no damos crédito, en el palacio de Buckingham están trabajando a mil por hora para intentar solucionar una situación que no es agradable para nadie. ¿El motivo? No es solo que los duques de Sussex quieran dar un paso atrás como miembros de la Casa Real británica, sino que lo anunciaron sin el conocimiento del resto de 'royals'.

Según la prensa inglesa, aunque el príncipe Harry había expresado su intención de, en algún momento, abandonar su función como miembro real, la manera en la que lo anunció pilló a todos por sorpresa. De hecho, sabiendo la que se avecinaba, Meghan Markle y el príncipe Harry dejaron al pequeño Archie en Canadá bajo el cuidado de su gran amiga Jessica Mulroney quien vive en dicho país.

Tras aterrizar en Reino Unido y lanzar esta bomba mediática, el príncipe Harry ha comenzado una ronda de reuniones con la reina Isabel II, el príncipe Carlos y el príncipe Guillermo. Unas negociaciones en las que no estaría incluida Meghan, quien ha puesto pies en polvorosa a Canadá para reunirse con su hijo.

Según los tabloides británicos, aunque la primera reacción de la Familia Real fue de traca (vaya, que el cabreo debió ser monumental), tanto la reina Isabel II como el príncipe Carlos y el príncipe Guilermo, creen que el príncipe Harry está en un momento muy delicado y si no le ayudan a conseguir lo que quiere podrían perderle para siempre.

Así pues, un 'divorcio' que podría durar semanas, ahora se quiere solucionar en cuestión de días. "La reina y el resto de miembros de la familia real están en shock, pero quieren que todo sea lo más rápido posible para evitar más dramas mediáticos". Eso sí, Meghan, por lo que pudiera pasar, ha puesto tierra de por medio.