Dominic Lipinski / GTRES

Al loro con lo que larga un exvecino de Meghan y Harry

Para que luego digan que los 'royals' son aburridos.

CUORE.ES -

¿Y si te dijéramos que Meghan Markle (38) y el Príncipe Harry (34) son todo menos aburridos? Pues por lo visto son hasta fiesteros. Y ojo porque no lo decimos nosotros. Lo ha largado un antiguo vecino de la pareja. Nos referimos a la época en la que Meghan y Harry se mudaron temporalmente al palacio de Kensington, justo después de que la exactriz aterrizara en Inglaterra para vivir de forma definitiva.

 Lo que te decíamos, que los duques de Sussex estuvieron un tiempecito en el casoplón de la familia real en Kensington pero tenían planes para convertir Frogmore Cottage en su casa familiar. La decoración ha tardado lo suyo, pero por fin se cambiaron, justo después del enlace. Allí viven felices (y comerán perdices, suponemos) con el pequeño Archie.

Aunque todo apunta a que la pareja se habría adaptado muy bien a su nueva vida en el campito, gracias en parte a que les habría permitido ganar privacidad e independencia dentro de la rigurosa familia real británica, hay alguien que sigue sin hacerse a la idea. ¡Sus antiguos vecinos están más aburridos que Cristiano Ronaldo e Georgina Rodríguez en Mónaco!

Jean-Pierre Jouyet, el embajador francés en Reino Unido, ha reconocido que echa de menos tener a Harry y Meghan como los ocupantes de la propiedad al lado de la suya.

"Todo es mucho más silencioso ahora que se han marchado. Antes solían organizar fiestas que duraban toda la noche, y había fuegos artificiales, con amigos y familiares yendo y viniendo. Ahora lo único que se escuchan son los helicópteros despegando y aterrizando. Es muy aburrido", ha reconocido Jouyet en declaraciones al tabloide The Sun. ¿Cómo te quedas? Hay dramas peores, ¿verdad?

El nieto de Isabel II y su mujer siguen manteniendo la costumbre de recibir a sus seres queridos en Frogmore Cottage, aunque ahora se trata por lo general de visitas como la de Jessica Mulroney, íntima amiga de Meghan, para conocer al pequeño Archie.