Ben Birchall / GTRES

Han hablado los amigos de Meghan Markle y por ella MA-TAN

Para eso están, ¿no? 

CUORE.ES -

Varios miembros del círculo de la duquesa de Sussex, Meghan Markle (38), han decidido romper su silencio en una entrevista a la revista People, en la que evitan identificarse por sus nombres para proteger la estrecha relación que cada uno mantiene con ella. El objetivo de todos ellos, insisten, es defender a la futura mamá ante la campaña de desprestigio que ha sufrido y desvelar su cara menos conocida: la de una mujer normal que sigue hablando a diario con sus amigos y cocina para ella y su marido.

Uno de los primeros puntos que abordan en sus declaraciones es la complicada relación que la duquesa de Sussex mantendría con su familia, en especial con su padre Thomas Markle y su hermanastra Samantha, que se han convertido en un dolor de cabeza constante para ella debido a las exclusivas concedidas por el primero a los periódicos británicos y a la costumbre de la segunda de criticarla y atacarla a través de Twitter por todo lo que hace o dice.

Según uno de los entrevistados, que se presenta como un amigo de toda la vida de la antigua actriz, las informaciones que se han publicado sobre la forma en que la mujer del Príncipe Harry (35) habría tratado de distanciarse de sus familiares paternos tras entrar a formar parte de la monarquía británica son totalmente falsas.

"Han intentado hacer que parezca que son dos hermanas que se han enfadado o peleado, y eso no es en absoluto verdad. Ellos nunca formaron parte de su vida", afirma en referencia a Thomas y Samantha. Además, esa misma persona también ha querido dejar claro que el padre de la duquesa, que se ha lamentado largo y tendido en sus entrevistas sobre la forma en que su querida hija ha roto todo contacto con él, podría perfectamente hablar con Meghan si así lo deseara.

"Sabe de sobra cómo ponerse en contacto con ella. Nunca la ha llamado, ni le ha enviado un mensaje. Resulta muy doloroso", apunta.

Otro de sus conocidos de Los Ángeles, donde Meghan pasó la mayor parte de su vida antes de mudarse a Canadá para grabar la serie 'Suits', insiste en que la imagen de perfeccionista y controladora que se ha pintado de ella o los comentarios sobre su manera de comportarse, más propia de una estrella de Hollywood que de una 'royal' y que habría provocado varias dimisiones entre el personal de palacio, no se ajusta a la realidad. Como ejemplo, no duda en compartir los detalles de la visita que realizó recientemente a Nottingham Cottage, la residencia de Meghan y Harry en el palacio de Kensington.

"Pasamos unos días maravillosos juntos. Su marido estaba fuera por compromisos de trabajo. En la habitación que me había preparado había una vela, zapatillas y una bata. Estábamos solo nosotros dos en la casa. Preparó unas comidas deliciosas y se encargó de hacer el té todos los días. Afuera estaba nublado y llovía, por lo que los perros se ensuciaban muchísimo cada vez que salían, y ella se encargó de limpiarlos con toallas. Eso no ha cambiado: lo mucho que quiere a sus animales, a sus amigos y lo mucho que le gusta cuidar de ellos". 

Una de las antiguas compañeras de reparto de la duquesa asegura que todos sus seres queridos están preocupados debido al estrés y la presión que ha soportado la culpa de las mentiras y los medios de comunicación que se han dicho sobre ella: "No es justo someter a alguien a ese nivel de trauma emocional, en especial a una embarazada ", apunta.

Y qué razón.