GEN / GTRES

María Teresa Campos no quiere ser la nueva Jennifer Aniston

Y con razón.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Cuidadito porque aunque a María Teresa Campos y a Jennifer Aniston las separan unos añitos, lo cierto es que la primera no está dispuesta a terminar como la segunda. ¿Que a qué nos estamos refiriendo? Muy fácil. Resulta que tras la ruptura de la presentadora de televisión con Edmundo Arrocet no se ha parado de especular con multitud de escenarios. Que si iban a volver juntos, que si no, que si ahora resulta que Edmundo se había llevado cosas de la casa de María Teresa que no eran suyas...

Y claro, María Teresa Campos que ya no está para tonterías ha querido sentarse en el plató de 'Sálvame Deluxe' para poner los puntos sobre las 'íes' y zanjar esta relación sentimental de cara al público de una vez por todas. "Estoy hasta las narices. Que no se vendan mentiras, cuantos menos enemigos mejor. Lo mejor de mi vida son mis hijas, que son maravillosas". 

"Desde hace semanas estoy recibiendo mensajes de presuntos compañeros y no dejan de preguntarme sobre un acercamiento con Edmundo. He llegado a recibir un mensaje creyendo que era él y ¡esto es un acoso!", decía indignadísima (y con razón, apuntamos nosotros). 

"Nunca jamás voy a permitir que se hable mal de Edmundo. En mi casa no falta nada, no voy a permitir que se diga esa mezquindad tan grande de Edmundo Arrocet, aunque ya no esté con él. No se ha llevado nada y cuando estoy en mi casa solo veo cosas que me ha regalado él", le decía muy enfadada a Jorge Javier Vázquez. Además, y mirando a cámara, María Teresa Campos dejaba claro que "esta es una etapa de mi vida cerrada y espero que se abra la frontera para que pase gente y me dé nuevas ilusiones".

Nosotros desde aquí solo podemos decir una cosa: Mari Tere, ¡presidenta!