@mariapombo / INSTAGRAM

En este entierro todos tienen vela: habla Dulceida, María Pombo larga y Oto Vans le manda un recadito

Pullitas por aquí y por allá.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

María Pombo y Oto Vans ya llevan casi un año como el perro y el gato. Todo empezó cuando la primera dio su opinión sobre el aborto y el influ le contestó muy indignado... A partir de ahí, su rifirafe siguió empeorando por ciertas cositas referentes a las supuestas ideologías de la Pombo.

La cosa es que nunca habían coincidido en persona y fue en el #dulcecumple donde se vieron las caras y claro, ya se lió pardísima. Por lo que por ahí se cuenta y lo que ha rajado un testigo anónimo, el marido de María Pombo harto de que Oto no parara de picarla durante toda la fiesta le plantó cara y la cosa terminó en galleta... No para desayunar precisamente. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mi will 🏴‍☠️

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

Ninguno de los implicados en el movidote se pronunció al respecto a pesar de que el pifostio que montaron provocó que les invitaran a irse del hotel. Los paparazzi pillaron al matrimonio en el aeropuerto de Madrid y como si la cosa no fuera con ellos dieron a entender que todo lo que se dice por ahí es mentira y que no pasó nada fuera de lo normal. 

Pero claro, las cosas al final terminan saliendo y ahora ha sido María Pombo quien no ha aguantado más y ha rajado bien de Oto Vans. A la salida de un evento, la influencer se sinceraba: "Ya sabéis que Oto es un personaje que es un provocador. Ya lleva un año así y bueno yo creo que ya es un poco su personaje de Instagram". Además, quiso aclarar que Dulceida no había prohibido a nadie hablar del tema: "Nadie ha prohibido nada, te lo juro".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de OtoVans (@otovans) el

Eso sí, aunque parecía que se iba a quedar callado, Oto Vans también ha querido mandar un recadito relacionado con lo sucedido en la fiesta. El youtuber publicaba una imagen con el disfraz que se puso en el cumpleaños de Dulceida y escribía: "Menuda, la mas mala de la fiesta, como siempre, pero yo encantada. En verdad Cruella por fuera, pero una princesita super buenita por dentro, real, aunque me quieran dejar de payasa de it, pero os coméis una mi****".