@mariapombo / INSTAGRAM

María Pombo se defiende de los ataques por haberse sumado al 'BlackOut Tuesday'

Nunca llueve a gusto de todos.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Cada día tenemos más claro que ser 'influencer' debe bastante estresante... ¡calma! sabemos que no están trabajando de sol a sol y que a simple vista es algo idílico para muchos. Pero amiga, ¿estarías dispuesta a recibir un aluvión de críticas cada vez que haces o dices algo? Pues eso es lo que le pasa a María Pombo, que ahora ha tenido que defenderse por haber participado en el 'BlackOut Tuesday'.

via GIPHY

Como sabrás, este martes las redes sociales de muchos se apagaron dejando solo una imagen negra como señal de protesta por el asesinato en Estados Unidos de George Floyd y en realidad, como alegato antiracista. Pues bien, la 'influ' también se sumó y acompañó su post de una frase de Nelson Mandela: "Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario".

El problema es que ha recibido un montón de críticas acusándola de hipócrita y señalando sus preferencias políticas como incompatibles con este tipo de acciones. "De nada sirve hacer postureo con esto si luego votas al partido que votas", dice uno de los mensajes.

Pero ella que es muy de armas tomar, no ha querido dejar pasar la ocasión de expresarse a través de sus 'stories'' en Instagram, donde aclara: "Qué dañino es creer que se tiene la verdad absoluta y asumir cosas sin conocer solo por 'información' de Twitter. Jamás ha salido por mi boca mi opinión hacia un partido político. Que no os guste que defienda a mi país y de ahí asumáis vuestra 'verdad' no es problema mío, sino vuestro".

@mariapombo / INSTAGRAM

Y ha concluido diciendo que  "coger información de perfiles de Twiter llenos de rabia" para"acumular retuits y titulares sensacionalistas" es un acto de "incultura". ¡Ala! mas claro imposible. Lo cierto es que independientemente de las ideas políticas de cada quien, la libertad de expresión sigue siendo un derecho, ¿o no?