GTRES

Mandy Moore lanza una pulla a todos sus ex

CUORE.ES -

La actriz Mandy Moore ya sabía que había encontrado a alguien muy especial antes incluso de conocer en persona al músico Taylor Goldsmith, con quien contrajo matrimonio el 18 de noviembre, gracias a las conversaciones que habían mantenido a través de Instagram y tras esa primera noche tuvo claro que estaba ante el hombre de su vida.

"Para cuando salí de esa cena ya estaba completamente prendada de él, pero ni siquiera nos habíamos dado la mano ni nos besamos ni nada parecido. Me enamoré de él sin haber hecho nada más que darle un abrazo de buenas noches", ha confesado Mandy en una entrevista a la edición australiana de la revista ELLE.

Eso sí, la nube de felicidad en la que vive estos días es tal que no se ha molestado en medir sus palabras y ha acabado realizando unas declaraciones que no dejan en demasiado buen lugar a sus exparejas. En concreto, Mandy ha pintado su pasado sentimental como uno nada agradable para asegurar que cualquier revés que tuviera que soportar ha dejado de tener importancia gracias a su flamante marido.

"Es innegablemente una buena persona en todos los sentidos. No me esperaba algo así, pero tuve mucha suerte. Estaría dispuesta a pasar por todo lo que he tenido que pasar un millón de veces más si ello supusiera volver a encontrar a Taylor y que acabara formando parte de mi vida".

Por supuesto, Mandy no ha mencionado a ninguno de sus antiguos novios, ni tampoco resultaba necesario. No es precisamente un secreto que el primer matrimonio de la protagonista de 'This is Us', con el cantante Ryan Adams, no acabó de manera cordial: ella no ha dudado en asegurar en varias ocasiones que se casó con la "persona equivocada", y él le ha devuelto el favor revelando, por ejemplo, que antes de su boda se tomó tantos calmantes que no recordaba haber pasado por el altar y que en el fondo sabía que su unión estaba condenada desde el primer día.

Si alguno de los dos lleva una lista de las pullas o los agravios que se han dedicado, puede ir anotando el de Mandy como el más reciente, aunque probablemente no será el último.