maluma / INSTAGRAM

Los tatus de Maluma son muy locos: su propia religión y hasta feminismo

Elige tu propia aventura.

CUORE.ES -

La colección de tatuajes de Maluma (24) ha ido creciendo al mismo tiempo que su carrera. "Siempre he sido muy abierto de mente, desde que era pequeño y siempre había querido hacerme un tatuaje, y lo conseguí cuando tenía 14 años", ha explicado en un vídeo para la revista GQ en el que hace un recorrido por toda la tinta que adorna su anatomía, por el significado que encierra y cuál sería el lugar que jamás se tatuaría.

"La cara es demasiado extremo, es demasiado. Y creo que mi madre me mataría", ha bromeado.

Cuando se presentó ante el mundo en 2012 con su primer disco, el entonces jovencísimo colombiano solo tenía algunos tatus pequeños repartidos por el cuerpo, incluyendo las dos letras de los nombres de su padre (Luis), su madre (Marili) y su hermana (Manuela), que conforman su nombre artístico, tatuados en la pierna izquierda y el título de su disco debut en el antebrazo: 'Magia'. Ese fue precisamente el inicio del intrincado diseño que ahora cubre todo su brazo izquierdo y se une al búho que tiene en el hombro; "Representa sabiduría y es uno de los tatuajes más importantes que tengo porque es una especie de protección contra las energías negativas", y el león sobre su pectoral, que se realizó en un momento muy duro de su época para darse fuerzas.

"La manga la he hecho con un tipo de Colombia, su nombre es César y es un buen amigo mío. El primero que me hizo fue 'Magia', pero el primero grande de verdad fue el Buda. Me encanta por todas sus enseñanzas, soy católico, pero me gusta incorporar lo mejor de cada religión", explica sobre su simbolismo.

Atención, ha nacido El Malumismo, religión a medida en modo buffet para él.

Pero ojo, que hay mucho Maluma, especialmente mucho cuerpo 'malumero' y los tatus siguen.

El siguiente objetivo es seguir con el otro brazo: "Después de ese tatuador, conocí a un hombre llamado Stefano Alcántara en Miami y estuvimos hablando de todo menos de tatuajes y cuando acabamos, lo tuve claro y se lo dije: 'Quiero darte mi brazo derecho'. Estamos trabajando todavía en ello. Tengo estos elefantes que representan a mi familia, y si te fijas en el reflejo en el agua [en que beben los animales] puedes ver a mi padre, a mí, a mi hermana y a mi madre. Es mi forma de recordar que aunque estén divorciados tenemos que seguir unidos. Y también tengo a Hércules, mi primer caballo. Sé que son preciosos, pero duele muchísimo".

Por otra parte, resulta curioso que un artista que se ha enfrentado a numerosas críticas por los supuestos mensajes misóginos de su música haya elegido como uno de sus últimos grabados un dibujo de un hombre y una mujer abrazados que pretende ser un homenaje a las poderosas figuras femeninas que han marcado su vida.

"Tras todo hombre exitoso, hay siempre una mujer increíble, y por eso quería tatuarme a esta chica abrazando mi espalda. Podría representar a mi novia, a mi madre o a mi abuela. Y esta rosa, que simboliza el respeto a la mujer".

¿Quieres verlos? Aquí los tienes: