Splash News / GTRES

Macaulay Culkin defiende su relación con Michael Jackson

CUORE.ES -

La amistad que Macaulay Culkin mantuvo durante su infancia y gran parte de su adolescencia con Michael Jackson siempre se ha visto rodeada de un halo de misterio y polémica, pero a lo largo de los años el actor ya retirado siempre ha sostenido que se trató de una relación muy sana a pesar de la diferencia de edad de 22 años que existía entre ellos.

En una nueva entrevista en profundidad concedida a Michael Rosenbaum para su podcast 'Inside of You', Macaulay ha insistido en que siempre le estará agradecido al rey del pop por el apoyo y la guía que le ofreció cuando más lo necesitaba. 

"Se puso en contacto conmigo porque estaban sucediéndome muchas cosas, muy rápido y a lo grande, y creo que en cierto modo se identificaba conmigo. Resulta casi demasiado fácil decir que era extraño o cualquier otra cosa, pero no lo era, porque en el fondo tenía sentido. Para mí era lo más normal y natural. Sé que para todos los demás era chocante, pero no para mí. Éramos dos amigos normales".

La única forma en que Macaulay logra resumir los motivos por los que Michael Jackson y él conectaron de una manera tan profunda es que, en su particular situación, tenía mucho sentido. 

"Nadie en la escuela católica a la que yo asistía podía comprender tan bien por lo que estaba pasando y él era la única maldita persona que había vivido exactamente lo mismo que yo y que quería asegurarse de que no me sintiera solo", ha declarado refiriéndose a la temprana edad en que tanto Michael como él se convirtieron en personas conocidas a nivel internacional: el primero con los Jackson 5 y el segundo gracias a las películas de 'Solo en casa'. 

En la figura del cantante, que describe como un hombre "dulce y divertidísimo", Macaulay (el tercero de siete hermanos) encontró en gran parte el apoyo y la comprensión que nunca recibió por parte de su propio padre, a quien recuerda como una persona abusiva y que jamás le dijo que se sentía orgulloso de él pese a lo duro que trabajó desde que era un niño.

"Era alguien complicado. En realidad era un maldito bastardo cruel. No debería haber sido nunca padre, si te soy sincero", ha asegurado Macaulay, que lleva más de dos décadas sin mantener ningún tipo de contacto a pesar de que este intentó reencontrarse  con él poco después de que cumpliera 18 años, cuando ya llevaba cuatro retirado de Hollwyood.

"Así es como deben ser las cosas. La cuestión es que me quiero mucho a mí mismo, creo que soy una persona interesante e increíble en general, y no cambiaría nada. Soy feliz como estoy", concluye.