culkamania / INSTAGRAM

Ya no va a estar 'solo en casa': Macaulay Culkin, ¡a por el bebé! 

CUORE.ES -

Para haber sido una estrella infantil increíblemente famosa y continuar siendo a día de hoy uno de los rostros más reconocibles del planeta, Macaulay Culkin ha logrado lo imposible: desaparecer casi por completo del radar del público desde hace años y mantener su relación sentimental con la actriz Brenda Song, a quien conoció en 2017 rodando la película 'Changeland', en un discreto segundo plano.

A la hora de evitar a los paparazzi, ha ayudado mucho que la pareja lleve una vida muy tranquila en compañía de su perro (un ejemplar de la raza Shiba Inu llamado Panda), sus dos gatos (Manzanas y Colega), su pez (Canela) y su pájaro (Macho) y, con un poco de suerte, muy pronto añadirán un bebé a esa feliz familia.

"Practicamos muy a menudo", ha bromeado él en una nueva entrevista a la revista Esquire. "Todavía estamos tratando de planearlo todo, asegurándonos de que las fechas cuadren, porque no hay nada más excitante que que tu chica te diga 'cariño, estoy ovulando' según entras en la habitación".

Puede que a algunos les choque oír al actor hablar de las ganas que tiene de convertirse en padre, pero al igual que muchas de las otras historias que circulan sobre su adolescencia y sus veintitantos, la reputación de "loco, perturbado o desastre" que le precede ha sido inmensamente exagerada: "Hasta hace un par de años no me mostraba en público, así que puedo comprenderlo. Pero también me dan ganas de decirle a todo el mundo: 'Ya está bien, dejad de actuar como si fuera tan sorprendente que sea una persona relativamente normal'".


Lo mismo sucede con sus supuestos problemas de adicción a las drogas: aunque reconoce que en el pasado "jugó con fuego" más de lo que habría debido y que en alguna ocasión tuvo que decirse a sí mismo que estaba excediéndose, también recuerda que él nunca ha acabado en rehabilitación.

"Nunca llegué tan lejos como para necesitar ayuda profesional de alguien de fuera. No sería quien soy a día de hoy si no hubiera consumido drogas en un punto u otro del camino.Tuve algunas experiencias reveladoras, pero también hice cosas estúpidas, no sé si me explico", ha reconocido acerca de sus viejos hábitos. "Al margen de algún relajante muscular ocasional, en la actualidad no consumo drogas con fines recreativos. Sigo bebiéndome hasta el agua de los floreros; bebo y fumo, pero no toco las demás cosas. Me gustan, sí, son como viejos amigos para mí, pero a veces los viejos amigos tienen que quedarse atrás".