Chris Pizzello / GTRES

Los restos de Luke Perry descansan lejos del 90210

CUORE.ES -

Los restos mortales de Luke Perry descansan ya en la finca de Tennessee que el actor adquirió en 1995 para escapar del mundanal ruido y de la creciente fama que le acompañó desde que se convirtiese en Dylan en 'Sensación de Vivir'. Según el portal de noticias TMZ, Luke fue incinerado y sus familiares optaron por su querida granja como el lugar idóneo en el que esparcir sus cenizas y rendirle un sentido homenaje.

Poco antes, sin embargo, varios medios americanos especulaban con la posibilidad de que el actor fuera a ser enterrado en Dickson (también en Tennessee), teniendo en cuenta que se había filtrado un supuesto certificado de defunción expedido por una funeraria de la ciudad. Fue la propia compañía la que tuvo que desmentir tales informaciones.

Fuentes cercanas al actor, quien no pudo superar los efectos del infarto cerebral que sufrió pese a los esfuerzos del equipo médico que le asistió en un hospital de Burbank (California), han revelado también que dentro se celebrará un evento privado para honrar su memoria al que solo acudirán su familia y sus amigos más cercanos.

Además, poco antes de estas últimas noticias, se  ha podido saber también que los hijos de Luke Perry, Jack (de 21 años) y la más visible y criticada, Sophie (de 18), fruto de su matrimonio con su exmujer, Rachel Sharp, tenían previsto quedarse con la mencionada propiedad para dar continuidad a las labores allí desempeñadas por su progenitor, quien criaba ganado y cultivaba diversos tipos de verduras.

Por su parte, su prometida, Wendy Maddison, simplemente quiso agradecer, poco después de la muerte de Luke, las muestras de cariño de fans de todo el mundo, que se volcaron con ella al conocerse la noticia de que la pareja tenía planificado casarse en pocos meses.