Lola Indigo / INSTAGRAM

Lola Indigo presume de celutitis sin trampa ni cartón

¡Así se hace!

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

No nos cansaremos nunca de decir que Lola Indigo (27) es todo un portento de mujer. Y sí, es una de nuestras preferidas de 'Operación Triunfo 2017'. Aunque bueno, realmente aquella edición fue tan icónica que no sabríamos con qué triunfito quedarnos. Ah, sí, ¡con todos! Sea como fuere, la más 'bruja' de todos los concursantes ha demostrado que vale para un roto y pa' un descosío.

Tan pronto te lanza un single que se convierte en un éxito como te posa en ropa interior para Tezenis como si fuese la versión más elegante de una Kardashian. Porque Lola Indigo tiene esa fuerza indescriptible que hace que te enganche sin saber muy bien por qué. Y decimos lo de Kardashian con todo el cariño del mundo porque ella, a diferencia de las Kardashian, sí que tiene un carrera 'de verdad'. 

Y para demostrar que todos los cuerpos son bonitos, sean de la manera que sean, Lola Indigo se ha tirado a la piscina (de manera metafórica) del no al Photoshop para mostrarnos una imagen en la que aparece su melocotón sin trampa ni cartón. "Mi culo Tezenis sin Photoshop porque el cartel no tenía parte de atrás y la celulitis también quería salir", ha escrito junto a una imagen en la que la están preparando para la sesión de fotos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

mi culo tezenis sin fotoshop xq el cartel no tenia parte de atras y la celulitis tambien quería salir ❤️🥰

Una publicación compartida de lola indigo 🥡🥢 (@lolaindigomusic) el

Lola, una cosita te vamos a decir, no sabemos si tendrás celulitis o no (que si tú lo dices te creemos), pero  estás estupenda, querida amiga. ESE PELO, ESAS PIERNAS, ESE TODO. Pero como decíamos antes, nos parece fenomenal que la cantante se muestre al natural porque luego nos pasamos el día intentando tener cuerpos perfecto y, ¡sorpresa!, todos los cuerpos lo son incluso con nuestras 'imperfecciones'.

Pero claro, amigas y amigos, son esos pequeños detalles los que nos hacen únicos. Ya sabéis, a quererse un poquito más.