@angel_kenbali / INSTAGRAM

De llevarse el maletín a vivir en una furgoneta: la precaria situación de Ángel Muñoz ('GH 11')

Por culpa del coronavirus.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

La crisis sanitaria y económica que estamos viviendo nos afecta a todos, y ni siquiera un ganador de un reality que en su momento se embolsó 350.000 euros se libra de la quema. Eso es lo que le ha pasado a Ángel Muñoz, el ganador de 'Gran Hermano 11' que perdió su trabajo en marzo por culpa del coronavirus y ahora ha tenido que tomar la difícil decisión de irse a vivir a su furgoneta.

¿Y qué hay del premio? Estarás pensando ahora mismo. Pues resulta que lo invirtió en pagar la hipoteca de sus padres y hacer una donación de 50.000 euros a una ONG, lo que unido al buen pellizco que se quedarían nuestros queridos amigos de Hacienda, le dejó prácticamente igual que antes de el concurso: trabajando en un gimnasio para ganarse la vida.

Tras el cierre de los gimnasios perdió su trabajo y según le cuenta él mismo en una carta que le ha hecho llegar a Kiko Hernández, tampoco ha empezado a cobrar el paro por todos los retrasos en la administración pública: "La Covid obligó a nuestros gimnasios a cerrar y con ellos algunos perdimos nuestro trabajo. Han pasado muchos meses desde entonces y no solo sigo sin trabajar, sino también sin percibir ningún tipo de ayuda ni de subsidio".

Sin embargo, el ex 'Gran Hermano', lejos de ver esta situación como un drama ha decidido verla como una aventura y una forma de afrontar este duro golpe de manera optimista en lugar de hundirse. Además, ha decidido empezar a dar clases online e intentar ganarse la vida de esta manera hasta que la situación mejore. "Esa es mi vida ahora, he decidido viajar en mi furgoneta, pero también con esta decisión he decidido ser feliz, y vivir con lo poco que tenga pero vivir, cerca del mar y surfeando, hasta que el cuerpo aguante".