Lindsay Lohan es la primera en defender al productor más denunciado de Hollywood

A Harvey Weinstein le llueven las acusaciones por acoso sexual.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

El famoso productor de Hollywood Harvey Weinstein se está viendo involucrado en un cuantitativo escándalo de agresiones sexuales que suma ya trece casos según The New YorkerDichas acusaciones van desde los años 90, cuando Weinstein estaba al frente de Miramax, hasta otras más recientes de hasta hace dos años.

Lo cierto es que el productor -que afirma estar yendo a terapia- ha llegado a reconocer que su manera de comportarse "ha causado mucho daño".

"Aunque estoy tratando de mejorar, sé que tengo mucho camino por delante. Quiero una segunda oportunidad en la comunidad, pero sé que tengo que trabajar y ganármela", confiesa Weinstein en un comunicado.

Pero aunque por boca de su abogada Lisa Bloom haya manifestado que muchas de las acusaciones son falsas, The New Yorker ha sacado una grabación donde el productor reconoce haber manoseado sin su consentimiento a una modelo, y añade que está "acostumbrado a hacerlo”.

Y tan acostumbrado, si tenemos en cuenta todas las acusaciones: cuatro afirman haber sido tocadas sin consentimientootras cuatro afirman que Weinstein se masturbó delante de ellas, y tres son las acusaciones directas de violación.

De entre las primeras, la modelo Ambra Battiliana, que decidió ir a la policía en su día, pero el caso no llegó a nada y Weinstein zanjó el tema tachándolo de un supuesto chantaje.

Varias actrices conocidas como Mira Sorvino y Rosanna Arquette han reconocido no haber hablado antes por miedo, al igual que la italiana Asia Argento, directora y también actriz, quien asegura haber sido forzada por Weinstein para tener sexo oral hace dos décadas y no contarlo por el temor de que el magnate de Hollywood hundiera su carrera como ya había hecho "con mucha gente antes".

Las últimas en sumarse a señalar al conocido productor han sido otras dos grandes de Hollywood: Angelina Jolie (44) y Gwyneth Paltrow.

Angelina asegura en un correo enviado a The New York Times que a finales de los 90 en pleno lanzamiento de 'Jugando con el corazón', rechazó la propuesta del productor de cine en una habitación de hotel; al parecer, el denominador común de varias de las alegaciones anteriores.

"Elegí no volver a trabajar con él y advertir a otros cuando lo hacían", declaró tajante Angelina, quien tachó de "inaceptable" el comportamiento de Weinstein.

Paltrow, por su parte, contó al mismo periódico cómo, cuando tenía 22 años y antes de rodar la película 'Emma' (1996), Weinstein la citó en su hotel y le sugirió subir a su habitación para hacerle masajes, cosa que la joven actriz, cuya carrera comenzaba a despegar, rechazó. "Era una niña, iba a rodar, estaba petrificada", confiesa la actriz, que asegura que Weinstein la amenazó para que no contase nada, pues pensaba que la despediría por ello.

El productor, por su parte, no ha dudado un minuto en pedir ayuda a otros altos ejecutivos de Hollywood, pero tal y como ha informado The Hollywood Reporter todos han rechazado salir en su defensa. Tanto es así, que hasta ha sido despedido de su propia compañía, The Weinstein Company.

Hasta el momento, la única en ponerse de su parte, o al menos darle el beneficio de la duda, ha sido Lindsay Lohan (33), quien subió este 'Stories' dando su apoyo al productor:

"Me siento muy mal por Harvey Weinstein en este momento, no creo que sea correcto lo que está pasando", dice la actriz, que asegura que pese a haber hecho "varias películas juntos", nunca le ha ocurrido nada parecido. "Creo que todo el mundo tiene que parar", sostiene Lindsay.

Te creemos Lindsay, pero una cosa no quita a la otra, y este asunto huele a huevo pocho...