UAT / GTRES

Liam Gallagher llama a sus hijos "niñatos ricos y malcriados"

Pues vaya... 

CUORE.ES -

La historia de cómo los hermanos Gallagher, dos chicos de la clase obrera de Mánchester que se habían criado con una madre soltera, revolucionaron la escena del pop británico en la década de los 90 y se convirtieron durante años en las estrellas del rock más famosas del mundo sigue generando a día de hoy una inmensa fascinación entre las nuevas generaciones, incluidos sus respectivos retoños.

Sin embargo, cuando Liam Gallagher tuvo la oportunidad de visitar la zona residencial en que creció acompañado de sus tres hijos mayores -Molly (22), Lennon (19) y Gene (18), fruto cada uno de ellos de una relación diferente-, los jóvenes se llevaron una sorpresa al descubrir que la casa de su infancia era mucho más agradable de lo que ellos se esperaban.

"Gene, en concreto, estaba muy decepcionado", ha desvelado con mucha sorna el cantante en una entrevista al portal Mr Porter. Aunque él intentó explicarles que su propia madre se había esforzado a fondo para darle a la vivienda una apariencia respetable, sus retoños no pudieron evitar sentirse decepcionados al descubrir que su famoso padre había crecido en un entorno mucho más acomodado de lo que imaginaban.

"Le tuve que dejar claro a Gene que yo no había sido un privilegiado, como él, que va a colegios privados y se va de vacaciones a Saint Tropez cada seis meses. Así que no creo que el pequeño mierde**lla tenga derecho a opinar", ha matizado.

Pese a sus duras palabras, que deben entenderse en un contexto de broma, ya que Liam siempre ha dejado claro que quiere que sus hijos disfruten de la fortuna que ha amasado, él reconoce que no tiene de qué quejarse en lo que se refiere a su prole.

"La clave es escuchar lo que ellos tienen que decir. Yo he vivido bastante y saben que pueden hablar conmigo de lo que sea. No soy tonto, sé que van a divertirse todo lo que puedan. Yo solo les pido que se porten bien conmigo, y yo haré lo mismo con ellos. Pero para ser sincero, son todos buenos chicos, sus madres les han educado muy bien", admite.