MEGA / GTRES

De 'burrito humano' al hospital: Lena Dunham, operada de nuevo

CUORE.ES -

Al igual que ya hizo cuando se sometió a una histerectomía total en la que le extirparon el útero y el cérvix, la actriz Lena Dunham ha querido recurrir de nuevo a las redes sociales para anunciar que ha vuelto a pasar por quirófano, en esta ocasión para que le realicen una ooforectomía unilateral, y explicar los motivos que le han llevado a optar por esa solución.

Poco antes canceló muy a su pesar su participación en la gira promocional de su último proyecto para la HBO, la serie 'Camping', debido a una serie de nuevas complicaciones derivadas de la endometriosis que padece y cuyas molestias habían alcanzado un umbral de dolor apenas manejable. En consecuencia, una ooforectomía unilateral acabó siendo la única solución viable para la famosa creadora de 'Girls'.

"Ayer me sometí a una operación de dos horas para que me quitaran el ovario izquierdo, que estaba encapsulado en tejido cicatrizal y fibroso que se unía a mi intestino y presionaba varios nervios, convirtiendo casi en imposibles tareas como andar o hacer pis. A lo largo del último mes había ido empeorando más y más hasta el punto de convertirme en un burrito humano tratando de pasar por una persona", arranca el mensaje que ha difundido Lena a través de su plataforma acompañado de una fotografía tomada por su propia madre tras las primeras nueve horas de postoperatorio, en la que aparece tumbada sobre la cama y con el camisón arremangado. En dicha imagen, Lena luce orgullosa su nueva cicatriz en el ombligo y la curiosa ropa interior que le han facilitado en el centro médico y que han sido uno de sus grandes descubrimientos en su último ingreso hospitalario.

Antes de que los haters (que los tiene, y muchos) se atrevieran a juzgar una decisión tan personal, Lena ha aclarado que mucho antes de recurrir a la cirugía probó a tomar suplementos e incluso a acudir a sesiones de acupuntura sin experimentar ninguna mejoría. Y por supuesto, ha descartado la posibilidad de que todo sea fruto de un trastorno psicológico que debiera tratar un terapeuta y no un cirujano: "Llevo ya 25 años viendo a uno. ¡Y estos son los resultados!", ha apuntado con humor.

Uno de los motivos por los que ha querido compartir públicamente su experiencia ha sido su deseo de que sirva para arrojar luz sobre la importancia de garantizar el acceso a un tratamiento médico adecuado para cada persona: "No todas nuestras historias como mujeres son iguales", ha recordado.

Pese al tema tan serio que trata en su publicación y que viene a confirmar que con su histerectomía de febrero no obtuvo los resultados esperados, Lena ha mantenido una actitud positiva admirable, centrándose en todo lo que le ha dado la vida y no en lo que haya podido quitarle.

"Me siento muy afortunada a nivel creativo y emocionada ante mi nuevo y mejorado ombligo y sé que tengo mucha, muchísima suerte de contar con un seguro médico y con dinero para pagar todo lo que no cubra mi póliza", afirma Lena acerca de las conclusiones a las que ha llegado en estos días y que le han llevado a prometerse que, de una forma u otra, dará voz a aquellos que viven "en la zona que separa el dolor físico y el psicológico", al igual que ella.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Lena Dunham (@lenadunham) el