@lauraescanes / INSTAGRAM

Laura Escanes se toca la barriga (y los 'haters' le tocan las narices)

Ya van a estar #toelrrato con lo mismo.

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

A Laura Escanes (23) el embarazo le está dando muchos dolores de cabeza y no sólo literalmente, también hay quien le da guerra #toelrrato en redes sociales desde que anunció que iba a tener un baby con Risto Mejide (44). Los 'haters' han existido siempre y cuanto mejor te va, más lata dan. Menos mal que Laura sabe cómo lidiar con ellos y pasa del tema: ha respondido a quienes dicen que no tiene nada de barriga para saber el sexo del bebé. Está claro que más de uno confunde el tocino con la velocidad... 

La influencer ha subido una foto en la que se le ve parte de la tripa (que aún no ha hecho pop) y que ha sido muy comentada precisamente por eso. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hola

Una publicación compartida de Laura Escanes (@lauraescanes) el

"¿Sabe que es niña? ¿Pero esa foto es de ahora? Si está plana", le ha escrito una de sus seguidores a la que rápidamente han contestado, entre ellas Laura, que no se ha quedado callada. "Sí, sé que es niña. Sí, la foto es de ahora. Y sí, la barriga aún no ha aparecido, aparece alrededor de la semana 20".

Aplausos infinitos. 

 

Laura y Risto anunciaron hace nada el sexo y el nombre de su hija, Roma y desde ese momento Laura no ha parado de tocarse la barriga, porque le da la gana y porque no nos vamos a engañar, es algo muy cuqui y si no que se lo digan a Sara Sálamo o Meghan Markle. 

lauraescanes / INSTAGRAM

Además, Laura ha abierto ronda de preguntas en stories: ¿Tiene miedo al parto? ¿Cómo le confirmaron que iba a ser niña? Y... ¿No es demasiado joven para tener hijos? 

Ella ha contestado sin miedo: "No me quiero obsesionar y crear expectativas con el parto. Estoy leyendo mucho, me quiero preparar bien e ir a clases de preparación al parto". 

Además, ha sido muy clara con los que dicen que es joven para tener un bebé: "Creo que no hay una edad perfecta para tener hijos. Creo que es una decisión muy personal y de pareja y no por tener un hijo me voy a perder cosas. Ganaré muchísimas otras. Las cosas cambiarán, pero es un cambio que no me asusta y quiero. Trabajé desde muy pequeña como modelo, viajé un montón por trabajo y lo seguiré haciendo aunque tenga una hija". 

Y no hay más que hablar.