USG / GTRES

Lara Álvarez y Andrés Velencoso... ¡Mano a mano!

Esto pinta muy bien.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Andrés Velencoso y Lara Álvarez (34) están 'inlove' y ya nos lo llevan demostrando un tiempo. Entre los mensajitos que se dejan a través de las fotografías que comparten en Instagram, con salidas a escondidas y sus esperas en las estaciones/aeropuertos. Pero ahora, por fin, se han dejado ver... ¡Mano a mano!

Todo ha sucedido en uno de sus encuentros secretos. La de 'Supervivientes' ha llegado a la estación de AVE y su 'churri' ahí la esperaba con los brazos abiertos y bien entrenados para recoger su equipaje. Te estarás preguntando ¿y a dónde se van? Pues al refugio que tiene el modelo en Tossa de Mar (Cataluña, en la Costa Brava), donde ya han pasado algunos días de retiro tal y como nos ha dejado ver la presentadora a través de su perfil personal de Instagram:

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Regular por aquí... 🤭

Una publicación compartida de Lara Álvarez (@laruka) el

 

Parece que han encontrado su hogar, lejos de la gran ciudad. Su refugio de las cámaras, donde sólo ellos deciden qué compartir con sus seguidores. Esta es la casita de Velencoso y ahora la comparte con Lara. Y es que su relación ya está consolidada, como ya sabrás llevan juntos desde agosto de 2019 y ni el tiempo, ni la distancia (él vive en Londres y ella en Madrid), ni sus ajetreadas agendas han conseguido separarlos.

Pero ahora que se acerca la Navidad nos invaden unas dudas gigantísimas ¿pasarán juntos y en familia estas fiestas? ¿habrán puesto el árbol en el puente de diciembre? ¿comerán turrones y serán felices? Ay, cuantas dudas. Lo única que sabemos de momento es que ya no les da vergüenci cogerse de la manita en público.

USG / GTRES

El medio de comunicación 'QMD' ha conseguido unas imágenes en exclusiva en las que se les ve bien agarraditos, para no caerse. También es verdad que se han soltado prontito, pero ¡oye! Ya les da igual que les pillemos juntos. Ha sido cuando ella ha llegado a la estación de AVE, en su camino hacia el coche. Claro, tanto tiempo sin verse... Seguro que les apetecía hasta darse algún que otro besito, pero eso lo guardan para la intimidad.

También hay imágenes de su paseíto romántico en el atardecer, junto al perrito del modelo. Ay, ¡qué monos!