SPW / SplashNews.com / GTRES

Así de fácil... Kylie Jenner toca la campanita y mami Kris le trae tacos

Privilegios de estar malita y ser una Kardashian.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

'Keeping Up With The Kardashians' está a tope con su nueva temporada y además de entretenernos con Kourtney Kardashian (41) y Kim Kardashian (39) tirándose de los pelos... En su última entrega veíamos cómo Kylie Jenner (22) pasaba por quirófano, no no es cirugía estética, por un motivo oftalmológico. 

La pequeña del Klan se ha operado la vista para no tener que volver a llevar gafas y claro, después de la intervención no veía nada y ahí estaba mamá Kris Jenner (64) para quedarse con ella en casa y darle todos los mimos posibles

Para tenerla bien atendida, Kris decidió darle una campanita que la empresaria solo tendría que tocar siempre que quisiese algo. Lo primero que se le antojó a Kylie fue un vaso de agua, sin hielo y con una rodajita de limón. La madre del 'Klan' muy dispuesta fue a por la petición de su hija a la cocina pero... Cuando se acercaba de nuevo a la habitación, esta tenía otro encargo. 

Quiero tacos dice Kylie a lo que Kris Jenner, muy mandadita ella, responde yéndose de nuevo a la cocina y buscando todo lo necesario para hacerle unos ricos tacos mexicanos a su pequeña. Y te preguntarás... ¿Cualquier cosa que se le antoje la va a tener en la nevera? Pues parece que sí... Qué te esperabas son las Kardashian. 

El caso es que Kris prepara el menú con todo el cariño para su hija y se lo lleva de nuevo a la habitación donde Kylie está tumbada en una cama de dos por dos y bien de almohadas no vaya a ser. La imagen es cuanto menos cómica porque además la madre tiene que darle de comer. Recordemos que la empresaria no ve ni un pimiento.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Kris is keeping up with Kylie's demands this week on #KUWTK. https://eonli.ne/34wd6vU

Una publicación compartida de Kardashians on E! (@kuwtk) el

Pues allí esta Kylie con unas gafas de bucear mientras Kris le da poco a poco su comida... Lo mejor de todo es que le dice que muerda cuando sienta el olor de los tacos. ¡Por favor! Esto es buenísimo.