@kyliejenner / INSTAGRAM

Kylie Jenner le ha sacado una cuenta de Instagram a Stormi y ha levantado sospechas

Y no, no vas a poder seguirla.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

La capacidad de Kylie Jenner (22) para los negocios es indiscutible y no en vano es  la millonaria más joven del mundo, por segundo año consecutivo, según la revista Forbes. Su pasión por el maquillaje han creado un imperio gracias al cual ni su hija ni los descendientes de esta tendrán que preocuparse jamás. Y amiga, ahí es donde entran las suspicacias, porque cada paso que da no es aleatorio y si hablamos de hacer dinero, ella es la reina.

via GIPHY

Así que, el hecho de que le haya abierto una cuenta a Stormi Webster (2) en Instagram no ha pasado desapercibido para los más astutos, quienes se preguntan si es el primer paso para monetizar la imagen de su hija. La cuenta en cuestión es privada, así que olvídate de seguirla, y de momento solo están sus tías, su abuela y suponemos que algunos de sus amigos más cercanos, pero el salseo está servido, ¿por qué le ha sacado una cuenta a su hija de dos años?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

tried a new hairstyle on my baby today 😫😍♥️💜

Una publicación compartida por Kylie 🤍 (@kyliejenner) el

Pese a que su embarazo se llevó en el más absoluto de los secretos, desde que hace dos años naciera la pequeña Stormi se ha convertido en el centro de atención mediático y sus padres, tanto Kylie como Travis Scott, no tienen ningún problema en mostrar en las redes sociales las monerías que hace la peque. De hecho vivió su primera alfombra con tan solo 1 año y fue durante la premier del documental sobre la vida de papá: 'Travis Scott: Look Mom I Can Fly'.

Y decimos todo esto porque uno de los temas que ponen a la más rica del 'klan' en el punto de mira de sus 'haters' es la posibilidad de estar usando la imagen de su hija para hacer negocio. A ver, no olvidemos que ya lanzó una línea de maquillaje inspirada en ella, ¿recuerdas? y,  para no variar, fue todo un éxito, por no hablar de que ha intentado hacer de su nombre una marca registrada, aunque de momento sin éxito.

¿Terminará por hacer la cuenta pública? Veremos en qué termina el asunto de Stormi, porque seguro que lo tiene todo pensado.