YOUTUBE

Kylie Jenner pensaba que Stormi sería Stormo

Pues no.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Poco hablaba Kylie Jenner (21) de lo que le pasaba o dejaba de pasar cuando estaba embarazada (aunque luego nos lo enseñó de golpe en su peli), pero ahora que ya está aquí Stormi Webster, no le importa dar detalles de sus nueve meses de espera.

Ha sido en Twitter donde la pequeña del clan Kardashian ha ido respondiendo a las dudas que le lanzaban sus 'followers', y lo cierto es que la recién estrenada mamá no ha tenido ningún problema en contestar: incluso confesó que ganó 18 kilos durante el embarazo (aunque luego borró ese 'tweet').

El resto sí que los ha dejado, y gracias a las respuestas de Kylie, ya sabemos que "Stormi no se ha reido todavía, pero sí que sonríe mucho". Además, le preguntan por lo divertido que debe ser vestirla cada día, y aunque la ropa de bebé suele ser sota, caballo y rey, ella asegura que no puede esperar a que sea mayor para ponerle unos buenos modelitos.

Vamos, que ya es una it-baby.

Stormi todavía no ha dicho su primera palabra (normal, verás), pero Kylie ya está hecha una madre del todo y está temiendo porque pase el tiempo: "No puedo esperar para verla crecer, pero no quiero que ocurra al mismo tiempo", tuitea la "pequeña magnate" de Kris Jenner (62), que considera que "no hubo una parte mala" en su embarazo. Kylie lo recuerda como una "experiencia perfecta", donde lo único malo (no, no, no) fue "no poder comer sushi".

Digan lo que digan, Kylie también afirmó que Travis Scott "es el mejor" con Stormi, vamos, que contra todo pronóstico está siendo un padrazo. Aunque otra cosa de la que nos hemos enterado es que no se esperaban para nada que su bebé fuera una niña: "¡Pensábamos que íbamos a tener un niño! ¡Nos pilló por sorpresa!", cuenta Kylie. ¿Sería que Stormi es de los que se pone de espaldas en las ecografías?

A ver qué habría hecho entonces con toda la ropita rosa que le tenía preparada... Y el nombre, ¿te imaginas que le ponen Stormo?

Bueno, ya sabes que cualquier cosa es posible en la vida de Kylie ('Life of Kylie', como su 'reality').