Christopher Polk/E! Entertainment / GETTY

Kris Jenner pasa de las peleas entre Kim y Kourtney Kardashian

No quiere saber ná.

CUORE.ES -

El adelanto promocional de la próxima temporada de 'Keeping Up With the Kardashians' ha demostrado que la situación entre Kim Kardashian (39) y Kourtney Kardashian (40) alcanzó un punto insostenible mientras rodaban por culpa de la negativa de la segunda a permitir que las cámaras graben ciertos momentos de su vida privada, algo complicado tratándose de un reality.

En un momento del vídeo que se hizo público hace unos días, se puede ver a las dos hermanas llegando literalmente a las manos: Kourtney le tira una botella de agua a la cabeza a Kim y esta responde empujándola violentamente mientras se prepara aparentemente para propinarle un puñetazo, aunque la escena se corta antes de descubrir cómo acaba la pelea.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Don’t ever come at Kim like that 🤭😮

Una publicación compartida de BB 🥰 (@glamxkylie) el

Aunque se trata de un reclamo inmejorable para aumentar los datos de audiencia, la madre de las dos empresarias, Kris Jenner (64), no ha dudado en reprochar a sus dos hijas mayores su mala conducta y el terrible ejemplo que supone para aquellos espectadores que las siguen.

"No estaba presente cuando tuvieron esa discusión, y la verdad es que no las había visto pelearse así desde que estaban en el instituto", ha desvelado la matriarca del clan a su paso por el programa de Ellen DeGeneres. "Les he dicho que no pueden seguir comportándose así, que resulta ridículo y tienen que madurar", culminaba.

Por otra parte, no se trata de la primera ocasión en que algún miembro de su amplia prole pierde los nervios mientras graban. "Hubo una ocasión, creo que fue hace bastante tiempo... No sé si alguien lo recuerda, pero Kim le pegó a otra de las niñas con un bolso en la cabeza porque pasaba algo con su coche. Fue una tontería. Y esto me recordó a ese momento y me entristeció mucho", ha añadido refiriéndose al incidente que Kim y Khloé Kardashian (35) protagonizaron en 2008 cuando acudieron a comprar un Bentley para la primera y su hermana pequeña se pasó todo el tiempo burlándose de ella.