London Entertainment / GTRES

A Kris Jenner es exagerada hasta para madrugar

Que los mayores amaneces antes es un hecho, lo suyo es pasarse.

CUORE.ES -

Quien pensara que construir y mantener a flote un imperio como el de los Kardashian-Jenner, que no deja de sumar nuevos miembros y negocios, era tarea fácil, se equivocaba. A Kris Jenner (63) le faltan horas en el día para afrontar todas las tareas que se derivan de su papel de mománager y tratar de conservar algo parecido a una vida personal satisfactoria.

La solución que ha encontrado a ese problema parece haber sido tomar buena nota de la estricta rutina de Mark Wahlberg, otro pluriempleado que arranca la jornada a las 2:30 de la mañana para encontrar un rato en el que entrenar, pero llevándosela a su terreno.

"Creo que en realidad lo adecuado es cualquier cosa que te ayude a superar el día. Yo me levanto a las cuatro y media o las cinco de la mañana y me tomo un café mientras compruebo mi correo electrónico muy rápido. Después me subo a la cinta de correr y me pongo las noticias para ponerme al día. Así siento que he hecho mi cardio y me he preparado mental, física y emocionalmente para afrontar lo que traiga la jornada y me he enterado de lo que sucede en el mundo y lo que les pasa a mis hijos. Si consigo estar en la cinta entre 45 minutos y una hora, es una maravilla. Hago algunas pesas y me voy a la ducha y a prepararme para grabar [el reality familiar]", ha explicado Kris en una entrevista concedida a su hija mayor Kourtney, para inaugurar su portal Poosh.

Siguen sobrando horas, Kris.

Aunque a algunos les pueda parecer algo exagerado que organice al minuto su día, ella considera que es la mejor manera de ser productiva: "Creo que como seres humanos florecemos cuando tenemos una rutina. Creo que las rutinas son muy importantes".

Eso sí, a diferencia de Wahlberg, Kris, la responsable indiscutible de convertir a su familia en una máquina de hacer dinero, se permite de vez en cuando soltarse la melena como premio por su duro trabajo.

"Es muy importante aprender a relajarse, y la mía es a base de vino, no sé si me entiendes".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) el