TheImageDirect.com / GTRES

Caracol, col, col: Kourtney Kardashian saca la lencería al sol

Lo está dando todo por su web.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Desde que Kourtney Kardashian (40) anunció que iba a poner en marcha una web de 'lifestyle' al más puro estilo Goop, de Gwyneth Paltrow (46), que no hay día en el que la mayor del 'klan' no se marque un posado de los buenos. El más reciente, este, en lencería y al sol (como un caracol).

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The 12 clean beauty products I use everyday @poosh

Una publicación compartida de Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) el

Naturalidad ante todo.

"Los 12 productos de limpieza que uso todos los días", anuncia Kourtney en su Instagram. Se refiere a una de sus últimas publicaciones en Poosh.com. Si te metes a la web, en seguida entenderás de qué se trata: a Kourtney (y a nosotras) le chiflan los productos cosméticos con ingredientes naturales.

En su artículo, se dedica a explicar sus beneficios, a la vez que nos va recomendando determinadas marcas. Tampoco es que se haya vuelto loca dándonos consejitos, para decir la verdad. Pero oiga, ha hecho un esfuerzo. Es más, esta web tiene toda la pinta de estar hecha para vender potingues, ya veréis. A Gwyneth le pasó lo mismo: empezó con un blog personal con aires de 'newsletter' y mírala hoy, ¡se forra su web!

Las críticas al nuevo proyecto de Kourtney, tal y como le pasa a Gwyneth Paltrow, ya han empezado. Entre todo lo que se le apunta a la 'reality girl' está la desconexión con el poder adquisitivo de sus lectoras. Muy pocas se pueden permitir comprar una tercera parte de lo que recomienda Kourtney, la verdad. Y sus artículos son todos sobre 'problemas del primer mundo'.

Al cerrar Dash, la marca de ropa que pertenecía a todo el clan, cada una de las hermanas empezó a montar 'negocios' por su cuenta. Good America, de Khloé Kardashian, KKW Beauty, de la todopoderosa Kim, esto para no hablar de las líneas de maquillaje de las pequeñas Kylie y Kendall. Kourtney era la única que se estaba resistiendo, pero fin lo ha hecho. POOSH, su web, tiene todo para triunfar. Veremos cómo se desenvuelve Kourtney como empresaria. ¡Qué le vaya bien!