INSTAGRAM

Si necesitas una abogada, llama a Kim Kardashian

Dentro de unos años.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Cuando creíamos que Kim Kardashian (38) no tenía más aspiraciones que añadir fotos a su Instagram y ceros a su cuenta bancaria, viene ella y nos dice que lo que quiere es ser abogada. Para ello, tendrá que estudiar, y la verdad es que no le sobra el tiempo, pero tranquilidad porque la 'reina del contouring' lo tiene todo pensado.

Kim Kardashian es hija de Kris Jenner (63) y el fallecido Robert Kardashian, un abogado de Beverly Hills que se hijo muy famoso gracias al caso de O. J. Simpson. Con ascendencia armenia, Robert Kardashian fue uno de los grandes defensores de la igualdad racial en Estados Unidos. Falleció en 2003, víctima de un cáncer de esófago.

Aunque su prioridad sea vivir la vida glamourosa de una superestrella, a nuestra Kim, en el fondo, lo que le gustaría sería seguir con la labor de su padre, al que siempre recuerda con muchísimo cariño. Vamos, que Kim está sientiendo la llamada de la abogacia (lo mismo la fichan los Javis).

La noticia de que Kim quiere volver a la 'uni' para estudiar Derecho nos ha llegado a través de una entrevista en la edición americana de Vogue. Dice KimKar que ya lleva meses estudiando y que también está colaborando con un prestigioso bufete de abogados de San Francisco (todo muy real, como siempre).

Y es que la 'reina de los reality shows' tiene mucha maña en esto de persuadir a los políticos. El año pasado consiguió, ella solita, que Donald Trump cambiara de opinión con respecto a una mujer condenada a cadena perpetua por pequeños delitos con el trapicheo de drogas. Vamos, que 'la' Kim consigue llevarnos a todos al huerto (al Presidente de Estados Unidos también).

La carrera de letrada y la respectiva licencia para poder ejercer solo la conseguirá en 2022, pero el tiempo pasa volando, sobre todo para las Kardashian. Hasta entonces, tendremos a Kim compaginando los estudios con el trabajo (por llamarlo de alguna forma) y la vida de madre (su cuarto retoño está a punto de nacer).