kimkardashian / INSTAGRAM

Dineros y miedos: Kim Kardashian y el temor a que la encontraran muerta 

La fama también le ha dado muchos disgustos... 

CUORE.ES -

Las hermanas Kardashian-Jenner, en especial Kim Kardashian (40) y Kylie Jenner (23), han sido unas auténticas pioneras a la hora de utilizar las redes sociales para impulsar tanto sus propios negocios como sus colaboraciones con distintas marcas, hasta el punto de que estas plataformas se han convertido en uno de los pilares de sus inmensas fortunas.

Al mismo tiempo, Instagram, TikTok y compañía han conseguido que el concepto detrás del reality familiar que comenzaron a grabar hace 14 años quedara rápidamente obsoleto, porque ya no lo necesitan ni para mantenerse en contacto con sus fans ni como fuente de ingresos estable.

"No estaríamos donde nos encontramos a día de hoy sin 'Keeping Up With The Kardashians', y por eso hemos querido seguir compartiendo nuestras vidas, incluso si, siendo realistas, podríamos ganar más dinero con una publicación en Instagram de lo que nos embolsamos por toda una temporada", ha confesado Kim en la entrevista que ha concedido al programa de David Letterman para Netflix, 'My Next Guest Needs No Introduction'.


La propia Kris Jenner (su madre y mománager) reconocía recientemente que su programa para la cadena E! News estaba condenado desde hace tiempo porque sus seguidores exigen cada vez más inmediatez cuando se trata de 'mantenerse al día' de sus andanzas y escándalos: "Cuando empezamos, no había Instagram ni Snapchat o cualquier otra plataforma de ese estilo. El mundo ha cambiado. Ahora hay tantas redes sociales, que el espectador no tiene que esperar tres o cuatros meses para ver el siguiente episodio. Podemos ofrecerles toda la información que uno podría desear para que la consuman en tiempo real", explicaba Kris en una entrevista a la revista Beauty Inc.

Pero no solo de sus dineros ha hablado Kim Kardashian es este espacio, también ha habido sitio para el drama de los dramas: ¿recuerdas el robo en París? Fue en 2016, durante la Semana de la Moda de París, y fue lo peor que ha vivido la celeb hasta el momento. 

Confiesa que mientras los ladrones la ataban no podía parar de pensar en su hermana Kourtney Kardashian (41), quien estaba con ella en París: "No podía parar de pensar en Kourtney, pensaba: 'Va a volver y me va a encontrar muerta y va a quedarse traumatizada para el resto de su vida'". 

Pobre Kim... Está claro que la fama no solo da alegrías y dinero.