INSTAGRAM

A Kim Kardashian no hay quien le quite el Kimono de encima

Seguimos con la polémica.

CUORE.ES -

Kim Kardashian (38) tiene en su casa dos millones de fajas estampadas con el nombre original de su marca, Kimono, de las que debe deshacerse a toda costa después de ser acusada de apropiación cultural.

El lanzamiento de la colección de ropa interior moldeadora de la empresaria se ha retrasado debido a la polémica que generó el nombre que había elegido para ese nuevo proyecto: Kimono. La del 'Klan' acabó dando marcha atrás y disculpándose públicamente por faltarle al respecto a la comunidad Nipona al apropiarse de un término asociado a su cultura desde hace siglos. Fue ella misma quien reconoció que había sido una metedura de pata injustificable pero que no había ninguna maldad detrás.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Ahora Kim se encuentra ante todo un dilema: ¿qué hacer con los dos millones de prendas que ya se habían confeccionado y personalizado con el logo de la marca? Según ha explicado en sus redes sociales, hasta ahora ni ella ni su equipo han sido capaces de encontrar una forma de eliminar la palabra Kimono del interior de cada faja sin dejar una mancha y la opción de cubrirla imprimiendo encima un cuadrado negro no termina de gustarle.

Hasta el momento la única alternativa medianamente aceptable que se le ha ocurrido es coser una pequeña tira del mismo color de la tela que la tape por completo, pero incluso esta solución no le convence ya que no va con su objetivo de crear ropa interior cómoda y con un diseño impecable.

'Tengo que encontrar una solución para no desperdiciar este material', confesaba. Además, otra de las prioridades de Kim es que cualquier mujer, sin importar su tipo de silueta o su raza, pueda utilizar su ropa interior moldeadora, por ello creó una variedad de tallas de la XXS a la 4XL en nueve tonalidades diferentes.