INSTAGRAM

Minipunto para Japón: adiós a la colección Kimono de Kim Kardashian

No más fajas. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Kim Kardashian (38)  la liaba parda hace unos días con su colección de fajas a la que decidió llamar 'Kimono'. Algo que no gustó nada a la comunidad nipona que no tardó en coger la redes sociales y rajar lo más grande de la empresaria.

Después de recibir fuertes críticas por apropiación cultural y por desvirtuar el significado de esta prenda tradicional japonesa, la del 'Klan' ha dado la cara en Instagram exponiendo que cambiará el nombre a su línea de ropa moldeadora. Y es que, tal fue la repercusión que hasta recibió una carta del mismísimo alcalde de Kyoto donde le pedía por favor que no utilizase esa palabra milenaria por la que están luchando para que sea reconocida como patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Being an entrepreneur and my own boss has been one of the most rewarding challenges I’ve been blessed with in my life. What’s made it possible for me after all of these years has been the direct line of communication with my fans and the public. I am always listening, learning and growing - I so appreciate the passion and varied perspectives that people bring to me. When I announced the name of my shapewear line, I did so with the best intentions in mind. My brands and products are built with inclusivity and diversity at their core and after careful thought and consideration, I will be launching my Solutionwear brand under a new name. I will be in touch soon. Thank you for your understanding and support always.

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Cerramos el chiringuito.

En un principio, la reacción de Kim Kardashian fue tomar la callada por respuesta pero viendo la magnitud de la situación ha decidido defenderse: "Siempre estoy escuchando, aprendiendo y creciendo. Aprecio mucho la pasión y la variedad de las perspectivas que las personas me brindan. Cuando anuncié el nombre de mi línea de fajas, lo hice con las mejores intenciones en mente. Mis marcas y productos se construyen con inclusión y diversidad y, después de una cuidadosa reflexión y consideración, lanzaré mi marca Solutionwear con un nuevo nombre".

No cuesta demasiado imaginar que, cuando se le ocurrió la opción de 'Kimono' para representar su última apuesta en el mundo de la moda, la empresaria estaba tratando de realizar un juego de palabras utilizando su propio nombre como ya ha hecho en ocasiones anteriores al crear, por ejemplo, sus Kimojis.

Sea como fuere, esta decisión de Kim ha sido muy aplaudida por sus seguidores, algo que por otro lado ha hecho que la publicidad de su nuevo proyecto empresarial se multiplique estrepitosamente.