Garguibo / GTRES

El bonito gesto de Kim Kardashian y Kanye West: le pagan el alquiler a un antiguo recluso

Para que luego digan.

CUORE.ES -

Kim Kardashian (38) parece haberle cogido el gusto al activismo político después de que a mediados de 2018 se reuniera con el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para interceder por una mujer que llevaba más de 20 años entre rejas por un delito menor de tráfico de drogas y conseguir que se le concediera un indulto presidencial.

realDonaldTrump / TWITTER

Su marido, Kanye West (41) es consciente, por otra parte, de que el proceso para reinsertar a los reclusos no acaba con su puesta en libertad.

Por esa misma razón ahora se ha ofrecido a pagar de su propio bolsillo el alojamiento de un hombre que ha sido puesto en libertad tras cumplir 20 de los 35 años de la sentencia que se dictó en su contra por un delito no-violento relacionado con posesión de drogas y armas de fuego, convirtiéndose así en la primera persona en beneficiarse de la reforma del sistema penitenciario que el senado estadounidense aprobó.

Matthew Charles, como se llama el hombre, se estaba encontrando con serias trabas para encontrar un nuevo hogar debido a sus antecedentes penales y su complicada situación: en 2016 fue puesto en libertad antes de tiempo por error y dos años después le ordenaron que ingresara de nuevo en el centro penitenciario para completar el resto de su condena.

En consecuencia, en los últimos tiempos había tenido que pedir ayuda a amigos y conocidos para encontrar un lugar donde dormir, pero por suerte esa incertidumbre ya se ha acabado.

"Acabo de recibir esta noche la noticia más maravillosa posible y tenía que compartirla con todos vosotros. Kim Kardashian-West se enteró de mi situación, le conmovió y ha decidido ayudarme", ha explicado Charles en su cuenta de Facebook a través de un mensaje en el que ha insistido en que Kim jamás tuvo la intención de que su generoso ofrecimiento fuera de conocimiento público.


La intención de Matthew Charles sería aprovechar la ayuda de Kim para ahorrar dinero y comprar en algún momento cercano su propia casa.