Nancy Rivera / GTRES

Kim Kardashian y Kanye West: problemillas en el paraíso (precisamente por la iglesia)

Cinco años de matrimonio que se podrían ver afectados por una nueva fe. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Hace unas semanas Kanye West (42) lanzaba su nuevo disco 'Jesus is king' que se trata de una recopilación de canciones gospel que incluso incita a sus seguidores a cambiar Instagram por la iglesia, entre otras cosas. Un proyecto que ha vuelto a separar a la opinión pública y que muchos han considerado de locura.

Pero esta supuesta locura también incluye a su esposa, Kim Kardashian (39) y a su relación. Y es que, con este nuevo álbum, Kanye demuestra que su compromiso con la iglesia cada día es más fuerte ya que desde enero, y como bien sabrás, ha estado acudiendo al 'Sunday Service', una ceremonia centrada en la música y dirigida por el evangelio. 

Y ha sido precisamente esta devoción por la iglesia lo que podría estar afectando seriamente al matrimonio. De hecho, en uno de los últimos capítulos de 'Keeping up with the Kardashians', Kim y Kanye tienen una discusión porque este no aprueba la forma de vestir de su mujer por ser "demasiado sexy", hecho que según él: "afectó mi alma y mi espíritu como alguien casado y padre de cuatro hijos".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

For All My Dogs That Stayed Down, We Up Again ! 🙏🏾

Una publicación compartida de Kanye West (@kanyewestt_official) el

Un testigo contó a Grazia (EEUU) que "Kim y su imagen vanguardista y ultra glamurosa son un problema para Kanye". Pero Kim no ha tardado en tachar la actuación de su marido de hipócrita ya que según dice, él le animó a ser una persona sexy y con mucha confianza... Vamos que no están en la misma onda ahora mismo. 

Pero no solo tienen problemas en su matrimonio sino que también hay opiniones distintas sobre la paternidad. Kim quiere que sus hijos vistan como ella y hagan lo que quieran en ese sentido mientras que Kanye ha prohibido el maquillaje y la ropa más moderna. Esto provocó según la empresaria un buen movidote. Kanye está "realmente preocupado" por la influencia de Kim sobre sus hijos y, por otro lado, ella piensa que Kanye no está "viviendo en el mundo real".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Le preocupa que Kanye se haya tomado demasiado en serio el mensaje de la iglesia y que eso afecte cada vez más a su matrimonio. Según la fuente que te comentábamos "si Kanye se saliera con la suya, literalmente vivirían en una granja en Wyoming, mientras que ella preferiría seguir proyectos de Hollywood e ir a eventos dos o tres noches a la semana". Pues nada parece que estos dos eso de "hasta que la muerte nos separe" quizás no lo cumplan.