Robert O'neil / GTRES

Kim Kardashian es como tú: hace burger party

Pasa de la operación bikini.

CUORE.ES -

Kim Kardashian (38) y Serena Williams unieron fuerzas para organizar una de las fiestas más populares de todas las que se celebran tras la Gala del Met en el club Up & Down de Nueva York.

Uno de los reclamos que utilizaron para atraer a la larga lista de famosos que consiguieron reunir entre las dos fue la promesa de comida rápida que sin duda resultaría muy tentadora para todos los que habían estado siguiendo una dieta lo más sana posible en las semanas previas al evento para lucir el mejor aspecto posible.

Por supuesto, la manera de servir los menús de McDonald's que encargaron para la velada no podía ser una cualquiera y las anfitrionas colocaron una serie de estatuas de osos polares de color rosa sujetando bandejas repletas de patatas fritas para deleite de los asistentes, entre los que se encontraban Hailey Bieber, Kanye West, Kylie y Kendall Jenner y Travis Scott, del que se rumorea que ofreció una actuación sorpresa.

Gigi Hadid, Bella Hadid, Kendall Jenner y Hailey Bieber | @kendalljenner / INSTAGRAM

Recordemos que para esta fiesta Kim se hizo un cambio de 'look' total y decidió tocar fondo vestida de Cher Pitufa. También Katy Perry se cambió y, aparentemente, estaba avisada del tema hamburguesas, porque pasó de ir de candelabro a hamburguesaza gigante.

En cuanto al resto de la decoración también estuvo a la altura de la ocasión (como si una Kardashian pudiera permitirse hacer una fiesta discretita, ya ves tú qué cosas) gracias a una instalación de luces que simulaba un cielo estrellado en el techo y un sinfín de bolas de discoteca. Los invitados pudieron además posar en grupos en un fotomatón para desquitarse así por las horas que tuvieron que pasar sin sacarse un selfie en el interior del Museo Metropolitano, donde Anna Wintour, la anfitriona de la gala, no ve con buenos ojos que se utilicen teléfonos móviles (aunque alguna, como la hija de Julio Iglesias, se lo saltara).