MEGA / GTRES

Kim Kardashian se ha drogado dos veces (y una fue en su boda)

Esto sí que es transparencia.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Kim Kardashian (38) no tiene pelos en la lengua. Si se propone largar por esa boquita lo hace sin pena ni gloria, y así la hemos visto en el último capítulo de 'Keeping Up With The Kardashians', hablando sobre el consumo de drogas.

¿Qué te crees que ha confesado la reina del 'contouring'? Que en su boda con Damon Thomas estaba bajo los efectos del éxtasis; sí, sí, como lees. "Me casé a tope de éxtasis. La primera vez", ha revelado Kim en el 'reality' familiar, dejando a los presentes (y a quienes la han visto en casa) con las patas colgando, y es que la cosa no queda ahí...

"Me drogué con éxtasis una vez y me casé. Lo volví a hacer y grabé un vídeo porno", ha añadido Kim, ante el asombro de su excuñado Scott Disick, quien no se ha podido contener y le ha preguntado si "iba hasta arriba" cuando el famoso vídeo: "Absolutamente. Todos lo saben. No hay más que ver cómo mi mandíbula estaba temblando todo el tiempo", ha explicado Kim, más ancha que larga.

Visto lo visto, no nos queda otra que preguntarnos si sus modelitos más horteras no serán efectos lejanos de aquello...

Vaya tela, Kim.

Una cosa está clara, viendo lo tranquila que ha hablado sobre el tema, podremos creerla ahora cuando se rayó por aquellas rayitas en la mesa de mármol, y es que ella misma lo ha reconocido: aquella (la del éxtasis) era otra Kim. "Definitivamente pasé por una fase salvaje en mi adolescencia. Ya no soy así; aunque, todavía me divierto, sigo viviendo de fiesta", ha dicho la prota de 'KUWTK' en el mismo capítulo.