East Pix / GTRES

Apaga y vámonos: Kim Kardashian está desbordada por su fama

No se libra ni el apuntador. 

CUORE.ES -

Nadie puede negar que, desde los tiempos en que formaba parte del 'squad' de Paris Hilton (40), Kim Kardashian (40) se ha esforzado a fondo para salir de la sombra de la DJ y empresaria y convertirse en un nombre reconocible por sí solo, sin necesidad de acompañarlo de la etiqueta de 'la amiga de'. Su oportunidad de oro llegó con la filtración de su vídeo sexual, que supo aprovechar para conseguir un acuerdo con E! News y crear un show en torno al día a día de su familia a partir de cual comenzó a construir un imperio. Ahora, a Kim Kardashian el empieza a agobiar todo esto. 

A lo largo de los últimos años, los acontecimientos más importantes de su vida (incluidos bodas, embarazos o divorcios) han sido documentados por cámaras, bien fueran las de los paparazzi, las del equipo de su reality o la de su propio móvil, con el que ha creado una segunda fuente de ingresos a través de las redes sociales. Pero por mucho que su deseo inicial siempre fuera convertirse en una estrella, ese tipo de exposición puede acabar afectando a cualquiera.

"No todo el mundo está hecho para esto, eso desde luego. Es algo que consigue acabar con algunas personas. Y hay momentos en los que yo misma me siento abrumada. La gente da por sentado que todo lo que haces es de dominio público y que al haber aceptado formar parte del programa ya no tienes derecho a guardar ningún secreto o cualquier información para ti misma", reflexiona la celeb en una nueva entrevista a la revista Business of Fashion.

Pese a que ha probado suerte en distintos campos, recientemente ha lanzado su propia línea de cosméticos y creó una cadena de tiendas (que en breve cerrarán sus puertas) juntos a sus hermanas Khloé y Kourtney, lo cierto es que su salto inicial a la fama no se apoyaba en ningún talento especial como actriz, cantante, diseñadora o cualquier otra profesión. De ahí,que muchos la consideren la creadora de una nueva casta de celebridades: aquellas que son famosas solo por el hecho de serlo.

"Es lo que siempre se dice de mí. Pero, ¿qué se supone que haces cuando eres famoso solo por ser famoso? Incluso si así fuera, bueno, yo ya estoy aquí, ¿de verdad importa tanto por qué sea famosa? Ese título siempre me ha parecido una tontería".

El argumento de la esposa de Kanye West (43) se basa en que el origen de su popularidad no debería ser tan importante como lo que ha sabido hacer con ella: "Si de verdad hay famosos que son famosos por serlo, aun así creo que son importantes. La gente va a seguir escuchándoles, da igual que hablen de moda, de belleza o de activismo. Siguen siendo relevantes", se defiende.

Kim, tú serás famosa por los siglos de los siglos.