kim kardashian / INSTAGRAM

Para Kim Kardashian (y su trasero) ya es San Valentín

Y lo celebra con el culo en pompa.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

¡Alegría, alegría que llegó San Valentín! Eso es seguramente lo que esté cantando ahora mismo Kim Kardashian (38) en su mansión de Los Ángeles. ¿El motivo? Pues que cualquier ocasión es buena para vender amor, sensualidad y hacer un poco de caja no vaya a ser que Kim no pueda mantener el lujoso tren de vida que lleva. 

De ahí que la socialité haya lanzado ya un recordatorio para todos los que no tenemos pareja. ¡Ya no queda nada para San Valentín! ¿En serio, Kim? ¿Era necesario empezar con esto más de 15 días antes? Really? Sea como fuere, la mujer de Kanye West (42)(quien acaba de demandar a Jay-Z, por cierto), nos ha demostrado en la sesión de fotografías que ha realizado que está más en forma que nunca.

Kim Kardashian va a lanzar tres nuevos botes de su perfume en forma de corazón con las palabras 'Baddie', 'Wifey'  'Babie Girl' con motivo de San Valentín. Y claro, necesitaba una campaña que diese que hablar. Tranquilos. Unos buenos tacones, un top y unas bragas y conseguido. 

Y ni su larga cabellera rubia (falsa) ni su magnética mirada es lo que nos ha llamado la atención. No, lo que realmente nos ha dejado anonadados es su flexibilidad. ¡Qué manera de agacharse tocándose los tobillos y mirar a cámara a la vez! Eso es el yoga seguro. O Pilates, una de dos. 

Así que nada, ya sabéis. Volvemos a tener a Kim Kardashian hasta en la sopa con motivo de San Valentín. ¡Hip hip hurra!