Mehdi Taamallah / GTRES

El drama de Kim Kardashian: la bipolaridad (real) de Kanye West

Las Kardashian también lloran. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

No todo es tan bonito como lo pintan en el 'klan' Kardashian. Aunque todo su imperio parezca de color de rosa, cierto es que sufren igual que el resto de los mortales (y si no que se lo digan a Khloé Kardashian y el drama cuernos). Ahora le ha tocado padecer a Kim Kardashian (38) (aunque lo lleva haciendo desde que a Kanye West (42) le dio el parraque y tuvo que ser ingresado) y ha hablado abiertamente de ello en la última entrevista que ha dado a VOGUE: Kanye West tiene un trastorno bipolar y eso hace llorar a Kim. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Fue en 2018 cuando el rapero confesó que era bipolar coincidiendo con el lanzamiento de su nuevo disco (donde la letras ya decían mucho de lo que se le pasaba por la cabeza) y desde entonces ha tenido algún que otro episodio importante relacionado con su enfermedad. Ahora, Kim ha querido hablar abiertamente de lo que se sufre en esta situación.

 

"Creo que ahora estamos en un buen momento, es un proceso emocional, seguro. Ahora mismo todo está calmado. Pero podemos sentir cuándo vienen los episodios y sabemos cómo manejarlos", desde luego no tiene que ser una situación fácil, pero como dice Kim, parece que ahora las cosas (gracias a Dios literalmente) están tranquilitas.

Las Kardashian venden todo, hasta sus enfermedades y esta no iba a ser menos, pero hay que decir que gracias a sus declaraciones puede que ayude a muchas personas en la misma situación que Kanye, ¿no crees?

"Para él, estar medicado no es realmente una opción, porque cambia quién es él. Viajar mucho lo dispara, así que ya no viaja tanto como solía hacerlo. Honestamente nunca quiero hablar por él porque no estoy en su mente", ha dicho. Y es que cuando el rapero tiene que currar, deja la medicación... 

Por si fuera poco con lo que tienen que vivir, Kim además tiene que llevar 'la penitencia': está harta de que le echen la culpa de todo en redes sociales: "Como si fuera mi culpa si él hace o dice algo con lo que ellos no están de acuerdo. Es mi marido. Yo le hago saber cuando creo que algo está mal". 

Kim lo ha pasado muy mal, de hecho cuando Kanye mostró su apoyo a Trump, la celeb se puso a llorar como una magdalena, menos mal que ahora la cosa está más calmadita: están esperando la llegada de su cuarto hijo y están metidos de lleno en sus misas.

Salud y suerte, amigos.