kimkardashian / INSTAGRAM

Kim Kardashian tendrá un bebé por sorpresa

Pues chiqui, para estas cosas hay que estar preparada.

CUORE.ES -

Lo que es tener dinero: te marcas un "donde comen cinco comen seis" así sin despeinarte (ni que se te ocurra) y encima reconoces que ni siquiera te lo esperabas, pero que todo bien. Es lo que ha pasado con Kim Kardashian (38), que acaba de confesar que no esperaba tener un cuarto bebé... Sí, nos referimos a su próximo hijo, que nacerá en mayo de 2019.

Y tú, que posiblemente sigas la vida de este 'klan' casi tanto como nosotras, especialmente porque te dan más 'salseos' que cualquier serie, quizá te estés preguntando cómo puede ser que Kim hable prácticamente de un embarazo por sorpresa, cuando es otra mujer la que está gestando (contrato mediante) al bebé (que, por cierto, ella misma confirmó que será chico).

Pues ella tiene su propia explicación, mira a ver si te convence, que se la ha dado a su hermana Kylie mientras charlaban así como casualmente sobre el tema en el estreno de la decimosexta temporada de su reality 'Keeping Up With The Kardashians': "Estoy flipando un poco. Pensaba que no iba a pasar. Pensaba que no saldría adelante".

Suponemos que Kim se refiere a que un embarazo no siempre acaba llegando a buen término, porque si muchas veces resulta difícil entender que un hijo llegue inesperadamente, en este caso parece aún más improbable que a los Kimye los pillase por sorpresa (especialmente cuando él estaba segurísimo de esto).

Eso sí, también tiene una mente positiva de cara a este nuevo cambio familiar: aunque le estrese el hecho de que llegue un cuarto hijo a la familia, "mi casa está llena, pero dicen que los padres de cuatro son los más inspirados y tranquilos de toda la comunidad de padres." Eso sí, aunque ahora no ha dicho ni mú sobre el tema, ya en otro episodio comentó que posiblemente no se queden aquí: "Kanye quiere tener muchos más. Me ha estado presionando mucho últimamente porque dice que quiere tener siete hijos. Se ha marcado siete como meta y no hay quien le quite la idea de la cabeza. A mí me parece una locura, sobre todo tal y como está el mundo estos días. Me he pasado noches en vela pensando en cómo van a sobrevivir en un mundo tan loco como este."

Seguramente, la que no se consuela es porque no quiere, aunque lo cierto es que suponemos que aunque agobie tener a cuatro churumbeles correteando por la casa, no debe de ser lo mismo un pisito tamaño nuestro presupuesto que la mansión de los West-Kardashian, con varias habitaciones y baños disponibles.