KCS Presse / GTRES

Aunque la Kim se vista de seda, Kardashian chandalera se queda

Y si es rosa, pues mejor.

CUORE.ES -

Antes de que Kanye West (42) la introdujera en el glamuroso mundo de la Alta Costura y le ayudara a convertirse en la musa de algunos de los diseñadores más prestigiosos, Kim Kardashian (38) era una amante de la ropa deportiva confeccionada en terciopelo por la marca Juicy Couture.

Aunque su vestidor se haya refinado desde entonces, aún conserva al menos uno de esos chándales y el bolso de Louis Vuitton con el que solía combinarlo por razones sentimentales. En 2007, mucho antes de que comenzara su relación con Kanye, él la invitó a asistir a los MTV VMAs y ese era el 'look' que llevaba puesto cuando los paparazzi la fotografiaron de camino a la gala.

Esa velada acabaría resultando además especial porque fue la primera vez que ella conoció a Donda, la madre de su ahora marido, que fallecería dos meses más tarde. Así lo ha revelado la propia Kim en su cuenta de Twitter cuando una de sus seguidoras le escribió un mensaje pidiéndole que convirtiera de nuevo en tendencia los pantalones deportivos de talle bajo que luce en una antigua imagen tomada aquel día.

"Un dato curioso, en esta foto iba de camino a ver a Kanye cantar 'Good Life' en los MTV. Todavía no lo conocía realmente, pero su gente llamó a la mía y acabé siendo una de las chicas que estaba entre el público durante su actuación en directo de Las Vegas. Esa misma noche conocí a su madre, Donda. P.D: Aún tengo el chándal y el bolso", ha explicado en su perfil acerca del conjunto, que era básicamente el uniforme de su antigua amiga Paris Hilton en aquella época.

Eso sí, Kim, no hagas ni caso, tampoco hace falta que recuperes esta moda...