AZ-Rol / CORDON

Khloé Kardashian se gasta los cuartos mientras piensa si se va de Cleveland

Por si las moscas, cuna de oro.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Lo de Khloé Kardashian (36) y Tristan Thompson nos tiene con el corazón en un puño y es que entre los videos de las infidelidades, los planes maquiavélicos de Kim y el nacimiento de su hija, la pobre Khloé no tiene ni idea de lo que hacer a partir de ahora, porque ahora ya sí que sí: su hija ya tiene permiso para viajar.

Vamos, que si no se marcha de Cleveland ya es porque no quiere o porque no tiene claro qué quiere hacer con su relación con Tristan, aunque una fuente cercana ha dicho que, a pesar de la decepción tan grande que supusieron las infidelidades, Khloé no quiere tirar la toalla con Tristan así a la ligera.

Pero también afirma que Khloé no tiene nada claro si será capaz de volver a confiar en su todavía novio, aunque su deseo de convertirse en una familia feliz y unida sigue teniendo un peso muy importante en sus decisiones.

Vaya, que está la pobre más liada que la pata de un romano porque no quiere abandonar la vida idílica que había imaginado con él y su pequeña, pero entre los principios de Khloé (siendo uno de los más fuertes la lealtad) no le permiten hacer borrón y cuenta nueva con su chico. 

Pero lo que sí tiene muy claro es que todo esto no tiene que afectar a su pequeña True, y por eso le ha regalado una cunita nueva que le ha costado a un riñón y medio y que es la última moda entre los bebés de los famosos. Sin ir más lejos, su hermana Kim tiene a Chi ahí a gustito (como para no, con el dineral que cuesta).

A ver cómo avanza todo esto y qué es lo que puede más con Khloé, si las ganas que tiene su familia de que vuelva a Los Ángeles y acepte que Tristan no es la persona indicada, o las que tiene ella de que las cosas con Tristan pueden ser de otra manera y le de otra oportunidad al padre de su hija.

Seguro que toma una decisión antes de lo que nos imaginamos.