Frederick M. Brown / GETTY

Kevin Spacey ha vuelto a Hollywood

Después de todos sus problemas legales.

CUORE.ES -

El actor Kevin Spacey ha permanecido retirado de la vida pública desde que a finales de 2017 comenzara a surgir un testimonio tras otro (a cada cual más grave) acerca de la conducta sexual inapropiada que ha tenido durante décadas tanto en su vida profesional como personal.

Cada una de sus apariciones públicas han generado mucho interés sin importar si se trataba de una cita en el juzgado (como la que tuvo a principios de año en Massachusetts para responder a las acusaciones realizadas por un joven, hijo de una reportera de Boston, que sostiene que le toqueteó y le emborrachó en un bar de Nantucket en 2016) o una actualización en las redes sociales que ofreció las pasadas navidades de 2018 en forma de un extraño vídeo en el que se volvía a meter en la piel de su personaje de 'House of Cards' Frank Underwood.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Watch the rest on IGTV

Una publicación compartida de Kevin Spacey (@kevinspacey) el

A lo largo de todo ese tiempo, el actor caído en desgracia ha establecido su base de operaciones en la costa este de Estados Unidos, pero se ha dejado ver en Los Ángeles, la ciudad que tuvo a sus pies cuando aún era una de las mayores estrellas del cine de los últimos años.

El portal TMZ acaba de publicar un vídeo en el que se ve a Kevin abandonando el hotel Sunset Tower Hotel de West Hollywood al volante de su propio vehículo. En los escasos segundos que dura la grabación, antes de que pise el acelerador y se incorpore al tráfico lo más rápido posible para evitar miradas indiscretas, se puede apreciar que el actor estaba tratando de pasar lo más desapercibido posible al camuflarse tras unas gafas de pasta y una capucha oscura que cubría su cabeza.

La gran pregunta que plantea su presencia en la meca del cine es si está tratando de regresar a la industria después de que esta le diera la espalda, lo que en la práctica se tradujo en su despido de la ficción de Netflix y su sustitución en el último momento por Christopher Plummer en la película 'Todo el dinero del mundo'.