Chris Pizzello / GTRES

Kevin Spacey sale airoso de una de las acusaciones de agresión sexual

En Massachusetts.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Kevin Spacey es uno de los mayores actores estadounidenses pero a lo largo de los últimos años se le suele recordar por los casos de agresión sexual en los que parece haber estado metido hasta el cuello. Si es que este hombre ha pasado de ser el prota de una de las series de mayor tirón de Netflix, la emocionante 'House of Cards', para descender a los infiernos de los tribunales... Podría terminar pudriéndose en la cárcel, pero acaba de liberarse de una de las acusaciones más tochas que pesan sobre él.

La Fiscalía de Nantucket, una ciudad del estado de Massachusetts, acaba de desestimar los cargos presentados contra el actor. En causa estaba una presunta agresión sexual que habría cometido Spacey contra un joven de 18 años en 2016. En la denuncia, se cuenta que el joven dijo que tenía 23 años cuando en realidad tenía 18. Spacey lo habría invitado a unas cuantas copitas, algo prohibido en EEUU si eres menor 21, y después habría insistido en que se fueran a su casa, donde supuestamente le ha tocado los genitales.

¿Y por qué motivo los fiscales abandonaron la investigación si la demanda contaba hasta con mensajes de móvil como prueba? Porque el denunciante se ha negado a declarar sobre el móvil que ha usado la noche del crimen, y que según él ha perdido durante las audiencias del juicio. ¿Es todo muy raro, no? 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Found the perfect place to stock up on stuff for my dressing room at Arthur Ashe Stadium (ticket link in bio)

Una publicación compartida de Kevin Spacey (@kevinspacey) el

Spacey lleva tiempo sin actualizar sus redes.

Aprovechando este fallo por parte del demandante, la defensa de Kevin Spacey alegó junto del juez que el teléfono era una pieza clave para demostrar la inocencia del actor. O lo que es lo mismo, Spacey necesitaba el dispositivo para demostrar ante el juez que dicho encuentro en el bar y en su casa había sido consensual, y que aquella noche nadie hizo lo que no quería. Pero sin una copia de los mensajes, resulta imposible que un juez se pronuncie sobre la inocencia o culpabilidad del acusado, así que se ha decidido desestimar la demanda.

Y aunque sea una buena noticia para el actor, la verdad es que sobre Spacey pesan muchas más acusaciones. Tantas que Netflix hace tiempo que lo apartó de la serie 'House of Cards', y muchos son los productores de cine que se han negado a trabajar con él. Kevin Spacey es una estrella caída en desgracia.