Greg Allen / GTRES

Kelly Clarkson ya tiene un plan para acabar con los polvorones de más

Propósitos de Año Nuevo. 

CUORE.ES -

Fiel a su simpático sentido del humor, la cantante Kelly Clarkson no ha tenido reparo alguno a la hora de compartir con todos sus seguidores que durante las Navidades ha terminado ganando unos cuantos kilos más de los que había previsto en un principio (algo que nos pasa a todos), por lo que el primero de los muchos propósitos de año nuevo es deshacerse de uno de los grandes placeres de la vida: los kilos de la Navidad. 

"Me aprietan los pantalones, pero no me arrepiento de nada", ha escrito la estrella de la música en su perfil de Twitter para bromear, a continuación, sobre el proceso que seguirá para regresar a su peso ideal. "A esa persona que dice haber perdido peso durante las vacaciones... No te preocupes, lo he encontrado yo y te lo devolveré tan pronto como llegue el uno de enero". 

Qué cachonda. 

La duda está ahora en cómo lo hará para quemar esas calorías extra y recuperar la normalidad tras unas navidades marcadas por algún que otro exceso, ya que ella misma admitía recientemente que lo de ir al gimnasio para entrenarse no le resultaba precisamente apetecible. Ni a ella ni a nadie. 

"La verdad es que odio con mi alma el gimnasio. Sudo mucho, me pongo roja como un tomate y tampoco aprecio demasiados cambios. La gente dice que ejercitarse es bueno para el corazón, pero la misma gente dice también que "no sé, solo estoy soltando datos objetivos, ¿y quién soy yo para ignorar los consejos de la ciencia?", se preguntaba Kelly a finales del pasado mes de noviembre. 

¡Venga, que de los turrones se sale!