Richard Shotwell / GTRES

A Kelly Clarkson no le hables de retoques digitales

Pues eso.

CUORE.ES -

Ahí va un aviso para todos aquellos que vayan a trabajar con Kelly Clarkson: más les vale no alterar ninguna fotografía suya, sin importar lo bien que lo hagan o lo favorecida que la dejen, porque ella será la primera en denunciarlo.

Eso es justo lo que acaba de hacer con uno de los carteles promocionales del concurso 'The Voice', en el que ha vuelto a participar como 'coach' para la decimoctava temporada.

Cuando la cantante se topó en su feed de Twitter con esa imagen, en la que posa ataviada con un favorecedor vestido azul bastante ajustado a la altura del busto, no tardó en percatarse de que esa parte en concreto de su anatomía tenía un aspecto un poco extraño y parecía haber sido realzada gracias a la 'magia' del Photoshop.
 

"Tengo la impresión de que este sería el aspecto que tendría si me operara las tetas", ha respondido. "No tengo ni idea de por qué mi pecho parece tan grande, pero gracias al universo por regalarme este momento ¡Por fin! También me parece que lo único que me falta es una capa y estaré lista para empezar a salvar civiles", ha añadido con mucha sorna e incorporando muchas caritas sonrientes a su tuit, para dejar claro que se ha tomado lo ocurrido con sentido del humor y no como una crítica a su aspecto físico.

Pese a que esta vez no se ha enfadado, Kelly no tolera que se especule con su peso. Un claro ejemplo de lo duro que lucha para no dejarse influir por la dictadura de la estética a la que viven sometidas otras estrellas del pop fue la reacción que exhibió el año pasado cuando comenzaron a circular historias acerca de los métodos a los que habría recurrido para lucir una silueta más estilizada.

"Algunas de las noticias falsas sobre mí que veis por ahí hacen referencia a las pastillas raras que estaría tomando para perder peso, o a las últimas tendencias en dietas a las que me habría apuntado. Nada de eso es cierto. No tengo tiempo para cosas así. Sigo comiendo lo mismo de siempre. Solo que ahora utilizo harinas, azúcares e ingredientes diferentes", aseguró en esa misma plataforma, mencionando en el tuit al doctor Gundry, cuyas indicaciones en el libro 'The Plant Paradox' estaba siguiendo en aquel entonces.