Richard Shotwell / GTRES

Kelly Clarkson compartirá la custodia de sus hijos con su exmarido

Separación amistosa.

CUORE.ES -

El mundo del entretenimiento estadounidense ha recibido la sorprendente noticia de la separación de la cantante Kelly Clarkson, quien parecía estar felizmente casada con su marido Brandon Blackstock y atravesaba, al menos antes de la parálisis generalizada que ha provocado la pandemia del coronavirus, un momento personal y profesional inmejorable.

Ahora, el portal de noticias TMZ asegura que la intérprete ya habría solicitado formalmente el divorcio de su todavía esposo y, además, la custodia compartida -como vendría recogido en el acuerdo prematrimonial- de los dos hijos que se desprenden de su historia de amor, River y Remington. Tras siete años de unión legal, la artista habría citado "diferencias irreconciliables" como el principal motivo para disolverla, además de pedir la restitución de su apellido, Clarkson, de cara a su futuro legal y administrativo.

Por otra parte, el canal E! News ha puesto de manifiesto que el fin de esta relación sentimental, la cual se remontaba a principios de la década pasada, también ha dejado muy asombrados a ciertos miembros del círculo personal de la estrella de la música, quienes señalan que la ruptura se habría producido -al menos desde su punto de vista- de forma aparentemente súbita y que, por tanto, resultará muy difícil de digerir para los dos retoños de la pareja.

"Ha sido algo muy repentino, como si hubiera surgido de la nada. Siempre han sido una familia muy unida y feliz. Nunca dejaron entrever que hubiera problemas de gravedad entre ellos. Brandon siempre ha estado muy implicado en la casa y con los niños, y además los dos eran muy afectuosos en público. Siempre se iban juntos a casa después de la grabación [del programa vespertino de la cantante]", han explicado varios informantes.