theprodigyofficial / INSTAGRAM

La autopsia de Keith Flint se ha publicado

Ya sabemos cómo murió el cantante de la banda Prodigy.

CUORE.ES -

A principios del mes de marzo de 2019 encontraron al cantante de 'Prodigy' Keith Flint muerto en su casa de Essex (Reino Unido). Una noticia desoladora que dejó a todos los fans y seguidores del grupo sin palabras y sin aliento. La incertidumbre comenzó a circular por internet y el rumor de que se trataba de un suicidio se certificó a través de sus compañeros del grupo de música. Un palo muy duro ¿qué le habría pasado por la cabeza? ¿Estaría pasando un mal momento? Las preguntas a unas respuestas que tal vez no nos gustaría conocer.

Ahora, pasadas unas semanas desde el triste acontecimiento, hemos podido saber, gracias a la autopsia de la oficina forense del condado de Essex, que se ha publicado de forma libre, que Keith Flint se ahorco hasta morir. No obstante, todavía se está estudiando el cuerpo y realizando numerosas pruebas de toxicología para descartar un posible asesinato forzoso y encubierto a través del suicido, una opción que no se puede descartar hasta que acabe el examen forense.

El cuerpo del cantante se encontró sin vida en su casa gracias a la petición de un amigo del inglés. Estaba muy preocupado porque no había tenido noticias suyas en un tiempo determinado y pidió a la policía que se asegurara de que estaba bien, algo que fue imposible. Keith había muerto a sus 49 años dejando mucho pesar en el corazón de todos sus seguidores y de los fans de la banda, 'Prodigy' así como de sus compañeros y familiares.

Aunque el informe forense no hacía más que confirmar lo que los compañeros de Flint ya había anunciado públicamente a los pocos días de saber que había fallecido, ha sido una noticia difícil de asimilar. Tal y como explicó ante la prensa el fundador del grupo 'Prodigy', Liam Howlett: 'Keith se ha quitado la vida dejándonos en shock, enfadando a sus familiares, confundiendo a sus círculos cercanos y sobre todo con el corazón roto'. Sus palabras apuntan a que nadie se lo esperaba.